Recontrata la SFP a sospechoso de asesinato en Juárez

martes, 18 de noviembre de 2003
* Está acusado de ejecutar a un abogado en 2002 México, D F, 17 de noviembre (apro)- El excomandante de la Policía Judicial del estado de Chihuahua, Roberto Alejandro Castro Valles, a quien se le acusó de participar en la ejecución del abogado Mario Escobedo Anaya, defensor del presunto homicida de mujeres en Juárez, Gustavo González La Foca, fue contratado como miembro de seguridad en la Secretaría de la Función Pública (SFP), dependencia responsable del combate a la corrupción Aunque el policía fue exonerado por la titular del Juzgado Sexto de lo Penal, Carmen Alicia Verdugo Veyona, existen sospechas del padre del litigante asesinado y de las organizaciones de abogados de Ciudad Juárez, de que Castro Valles es responsable del homicidio y que el juicio estuvo amañado, publicó el lunes el periódico Norte de Juárez Junto con Castro Valles fue contratado su escolta, el expolicía Jaime Gurrola Serrano, también acusado de participar en el homicidio del abogado, el 5 de febrero del 2002, publicó el matutino Luego de la decisión del Poder Judicial, ambos funcionarios fueron contratados por la Secretaría de la Función Pública, termómetro de combate a la corrupción Castro Valles actualmente se desempeña como subdirector de Seguridad y Protección Civil de la SFP, área que está a cargo de la seguridad de la torre de cristal que la dependencia tiene en Insurgentes Sur, de esta ciudad El funcionario depende del oficial mayor de la SFP, Francisco Molina Ruiz, quien fungió como procurador de Chihuahua en la administración de Francisco Barrio y, posteriormente, fue el “zar antidrogas” de México, bajo las órdenes del procurador Antonio Lozano Gracia Castro Valles desarrolló parte de su carrera policial bajo esa administración chihuahuense y prosiguió en la corporación tras el arribo de la administración priista de Patricio Martínez; concretamente, se desempeñó como primer comandante en Ciudad Juárez El homicidio del abogado Escobedo se registró el 5 de febrero del año pasado, con tiros de rifles de asalto R-15 y pistolas automáticas de siete agentes de la PJE, durante una persecución por las principales avenidas de Juárez, bajo el argumento de que lo confundieron con el peligroso delincuente René Francisco Mendoza Jiménez, “El Venado”, un peligroso sicario del cartel de Juárez, que había asesinado a un policía y quien tiempo después fue recapturado Informes periodísticos y placas fotográficas dejaron en evidencia la falsedad en las afirmaciones de los policías, quienes arguyeron que el abogado disparó en contra de ellos, al “sembrar” un tiro en la carrocería del vehículo que conducía Castro Valles, pero cuya trayectoria resultó imposible para el abogado que huía y que, a la vez, iba notificando por el celular a su padre sobre la persecución y que lo querían asesinar Después de un proceso que familiares de la víctima y abogados han cuestionado severamente, porque, en su opinión, se hizo con al finalidad de no manchar a la administración estatal actual, los policías fueron dados de baja y desaparecieron, hasta ahora que el matutino dio a conocer su nueva posición en la dependencia responsable de combatir la corrupción en el país

Comentarios