Ambientalistas de Jalisco rechazan la presa de Arcediano

viernes, 21 de noviembre de 2003
* La obra, “monumento a la ignominia”, dice investigador Guadalajara, Jal , 20 de noviembre (apro)- Mientras se realizan marchas y manifestaciones de diversa índole en contra de la construcción de la presa de Arcediano --en la parte nororiental de esta ciudad--, al considerar que es un atentado contra la salud y la naturaleza, un investigador universitario dijo que, de construirse, sería un "magno monumento a la ignominia" Así, en el centro de la ciudad, decenas de organismos ciudadanos efectuaron una manifestación en el centro de la ciudad paralelo al desfile deportivo, para repudiar las obras de la pretendida presa, y colocaron centenares de botellas llenas de agua contaminada traída del río Santiago Todas, con una etiqueta con el símbolo de la muerte y una leyenda que decía: "Arcedaño, la bebida del gobierno" Por su parte, Salvador Peniche, investigador del Centro Universitario de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad de Guadalajara, afirmó que la obra será un monumento a la ignominia, porque aparte de que el gobierno estatal contraerá la mayor deuda de su historia, pese a que existen opciones más viables, sanas y menos costosas, Arcediano implicará mezclar las aguas buenas con las residuales altamente contaminadas y a una profundidad de más de 500 metros del nivel medio de esta capital a la que se pretenden abastecer Además, Peniche cuestionó al secretario del Medio Ambiente y Recursos Naturales, Alberto Cárdenas Jiménez, por haber aprobado a la ligera el proyecto que implica sólo un afán "por construir, construir y construir" y ganar, sin importarles la ecología En tanto, el juez segundo de distrito en materia administrativa del tercer distrito, concedió la suspensión para evitar que la Comisión Estatal de Agua y Saneamiento (CEAS) prosiga con la demolición de casas y otros trabajos previos en la población de Arcediano, en la Barranca de Huentitán, en este municipio Al mismo tiempo, el presidente del ejido del lugar, Miguel Delgado, presentará denuncia contra el director del CEAS, Enrique Dau Flores, quien ha violado disposiciones legales al efectuar actividades que tienden a la construcción de la presa, aun sobre las disposiciones judiciales, por lo que pedirán se le inhabilite para ejercer cualquier cargo público Por su parte, el investigador Peniche aseguró que la autorización dada por Semarnat sienta un mal precedente, y que la sola aprobación demuestra desprecio por el medio ambiente y carencia de sentido común, sin hacer caso a tantos opositores que hay al proyecto que implicará una erogación de 7 mil millones de pesos, sólo por la obra, aparte de lo que costará bombear el agua para elevarla a casi 600 metros de altura En un artículo publicado en la Gaceta Universitaria, el estudioso señaló que "Arcediano constituye un paso más en la estrategia que ha llevado al espasmo ambiental de la cuenca Lerma Chapala, Santiago Con una visión obtusa e ingenieril, los responsables de la administración del agua han logrado desarticular el funcionamiento normal de la cuenca Durante décadas de abuso han construido miles de obras que poco han servido para solucionar los problemas de agua y mucho para enriquecer a consultores y contratistas" El principal promotor de la obra es precisamente Enrique Dau Flores, responsable de la CEAS y exsecretario de Desarrollo Urbano y Rural de gobiernos priistas Inicialmente la obra se proyectó hace más de una década cuando Guillermo Cosío Vidaurri era el gobernador, y Dau quien encabezaba la mencionada secretaría En la actualidad, en el gobierno panista, como director del CEAS, Dau realizó, según lo ha dicho él, diversos estudios avalados por distintas empresas consultoras que, según investigación del periódico Mural, resultaron ser de su propiedad varias de esas empresas Al igual que las organizaciones independientes, particularmente ambientalistas que se oponen al proyecto, el investigador ratificó que primero se buscó la muerte del río Santiago y la crisis de Chapala --que en el estiaje pasado llegó a su cota mínima, de una cuarta parte de su capacidad de agua--, para luego inventar una magna obra, por lo que, afirmó el investigador, "() el objetivo de las autoridades no es proveer de agua potable a la población, sino construir Ante tal obsesión de los administradores del agua --ya se le llama ‘síndrome Dau’--, no hay razón que valga, ni zonas de protección ambiental, ni bagaje cultural, ni derechos ciudadanos que puedan interponerse" Aseguró que la administración del agua "ha sido un fracaso, y que son terribles los impactos sociales y ambientales Esta estrategia (la de poner paredes y tubos a diestra y siniestra) acabó con el espléndido valle de México y sus lagos, y ha llevado al país a la crisis ambiental que vivimos", y que las autoridades jamás han tenido un proyecto sustentable para proveer de agua a la población respetando el medio ambiente y la cultura Uno de los graves problemas en el uso de agua es precisamente el sistema anticuado de irrigación agrícola (por inundación), la falta de saneamiento de cuencas y la inutilidad de muchas redes de distribución que sólo propician grandes desperdicios de agua, independientemente de que no ha habido programas para salvar cuencas tan importantes como la Lerma-Chapala-Santiago "En cambio, obras, contratos, estudios, negocios: la danza de los millones (nuestros impuestos) Con frecuencia, los problemas son creados de manera artificial para justificar millonarios presupuestos", en tanto que el titular de la Semarnat no ha llamado a rendir cuentas a los responsables de la crisis ecológica de la cuenca: ahora los premia con un cheque en blanco por 700 millones de dólares para seguir acabando con la naturaleza", concluyó Salvador Peniche

Comentarios