Se opone Arzobispado de Guadalajara a legalización de drogas en cárceles

viernes, 21 de noviembre de 2003
* La propuesta de Bátiz es batalla perdida, dice Guadalajara, Jal , 20 de noviembre (apro)- El Arzobispado de Guadalajara rechazó la propuesta del procurador de Justicia del Distrito Federal, Bernardo Bátiz, de legalizar la venta de drogas en los reclusorios Atenta contra los principios morales, argumentó el Arzobispado en su editorial del semanario arquidiocesano que circulará a partir del próximo domingo "Esta propuesta parece, más bien, la declaración de una batalla perdida frente a uno de los flagelos más crueles en contra del mismo hombre", señaló en el texto Aunque aclaró que no se rasgan las vestiduras ni se escandalizan de la propuesta, se preguntó cómo es posible que un procurador haga tales declaraciones "La sorpresa está en que una propuesta provenga de quién debería ser un ‘paladín’ en contra del uso de estupefacientes" y de los que trafican con los mismos Sustenta el editorial del órgano católico tapatío que la promoción de la legalización de las drogas "sólo manifiesta la pobreza del alcance intelectual de quienes la promueven De esta forma no se promueve la dignidad del hombre, sino más bien, la degradación de la persona" y sostiene que quien conoce los estragos de los enervantes, jamás haría este tipo de recomendaciones, pues las drogas son una de las principales amenazas que afrontan los jóvenes, e incluso los niños en la actualidad "La lucha contra las drogas de un grave deber para quienes tienen la autoridad pública y jamás deben optar por la abdicación Si la autoridad pública no puede, no sabe o no quiere combatir el uso de estupefacientes, desde su elaboración hasta su consumo, entonces que mejor renuncie, que reconozca su ineficacia, pero que no quiera legalizar también su inutilidad", dice el Semanario y concluye que la Iglesia se opone tanto a la legalización de las drogas "duras" como de las llamadas "blandas", porque tanto unas como otras conducen a la destrucción, tarde o temprano, del hombre o, al menos, de su personalidad

Comentarios