Cataluña levanta la voz de la soberanía

domingo, 23 de noviembre de 2003
El centralismo del gobierno del presidente José María Aznar en España no sólo avivó los deseos independentistas del país vasco, sino el de Cataluña, donde el partido Ezquerra Republicana de Catalunya determinó el nuevo gobierno de mayoría De los 135 escaños, 120 quedaron en manos de opciones democráticas catalinistas, y 69 de ellos, en partidos nacionalistas: Convergencia i Unió (CiU), y Ezquerra Republicana de Catalunya (ERC) En entrevista con Proceso, en su edición de este domingo 23 de noviembre, Jesús Maestro, jefe de política internacional de ERC, afirma que las cifras de las urnas son "el gran ascenso de los independentistas de la izquierda nacionalista" A decir de Maestro, en España, "la gente se pregunta: '¿por qué alguien que nace en una familia equis, tiene derecho a tener la vida regalada, como es el caso de la familia real española?'" y agrega ante el semanario: "la monarquía es una cosa anacrónica no sólo para el Estado español, sino para cualquier otro país que se dice evolucionado" El dirigente de ERC afirma que la fábrica de independentistas en Cataluña es el mismo gobierno de Aznar, quien criminaliza cualquier cosa que no sea lo que él piensa "Nosotros buscamos la independencia de Cataluña Queremos la creación de un Estado catalán en el marco de la Unión Europea Queremos ser tan poco independientes como Holanda o Bélgica y no estar controlados por el Estado español o francés", expresa Maestro al semanario Sin embargo, Aznar no parece ser el único preocupado por el ascenso de los republicanos, afirma Proceso en su edición de este domingo 23 de noviembre, The Wall Street Journal advierte que esta situación "desquicia la unidad europea El fuerte avance de un partido pro independentista en las elecciones de la rica región de Cataluña puede arrojar una sombra sobre el futuro político de Europa y en una de sus economías más vibrantes"

Comentarios