Acusan de despojo a aspirante panista al gobierno de Veracruz

lunes, 24 de noviembre de 2003
* El senador Gerardo Buganza enfrenta una denuncia por un predio México, D F, 21 de noviembre (apro)- A pocas semanas de que el Partido Acción Nacional (PAN) dé a conocer quién será su candidato a la gubernatura de Veracruz, uno de los aspirantes más fuertes de ese partido aparece relacionado, desde 1995, en una investigación por despojo y abuso de autoridad, la cual se desahoga en los tribunales Se trata del senador Gerardo Buganza Salmerón --hace una semana anunció su lanzamiento como precandidato a la gubernatura de ese estado--, quien junto con otros exfuncionarios del Ayuntamiento de Córdoba, Veracruz, arrastra fuertes acusaciones por abuso de autoridad, delito en el que habría incurrido cuando fungió como síndico municipal De acuerdo con la averiguación previa 89E/2002-09-17, la historia comenzó a mediados de los noventa, cuando Buganza Salmerón pretendió “sacar ventaja” del pleito que estalló entre las empresas Prova, Kormoran y el Ayuntamiento de Córdoba, por la posesión del predio Agustín Millán, en el que se pretendía un mercado para combatir el ambulantaje Las acusaciones surgieron cuando el entonces presidente municipal de Córdoba, Enrique Bustos, decidió crear un fideicomiso para construir un mercado en dicho terrero El fideicomiso lo integraban, originalmente, el Ayuntamiento, la empresa Prova, y el Banco Nacional de Comercio Interior, organismo que financiaría la obra El Ayuntamiento declaró ser propietario del predio señalado --el cual tiene una superficie de una hectárea, 86 áreas y 50 centiáreas-- y contar con el permiso de la Legislatura del estado para llevar a cabo la celebración del contrato de fideicomiso Ubicado en pleno centro de la ciudad de Córdoba –frente a la central de autobuses-- el Ayuntamiento procedió a entregar el terreno a la empresa Prova SA de CV, “con todo lo que de derecho y por derecho corresponde, sin limitación alguna de dominio y libre de todo gravamen” Posteriormente, en una maniobra que sigue bajo cuestionamiento, la compañía Prova SA de CV, cedió sus derechos y obligaciones a la empresa Kormorán SA de CV, en cuya operación que incluyó la posesión del predio, “con la aceptación del Ayuntamiento de Córdoba”, previo acuerdo de pagar la suma de seiscientos mil nuevos pesos El pago a la tesorería se hizo el 26 de diciembre de 1994 De esta forma, la empresa Kormorán empezó los trabajos de acondicionamiento del terreno –despalmado, cercado y otras mejoras--, para lo cual contrataron como vigilante a José Ascensión Mendoza Bretón Sin embargo, bajo el argumento de que la obra no arrancaba, tiempo después el Ayuntamiento de Córdoba ordenó un operativo y procedió a realizar un desalojo en el inmueble, de cuyos hechos fue testigo el vigilante, quien dio aviso a Salvador López López, apoderado legal de Kormorán Los representantes de la empresa acudieron al lugar y encontraron a un policía que fungía como custodio del predio, quien dijo que permanecía en el sitio por órdenes de José Antonio Domínguez Martínez, sindico del Ayuntamiento Luego, los dueños de Kormorán se entrevistaron con Domínguez Martínez, quien les informó que el predio se reincorporaba al municipio, en virtud de que no se había cumplido con la finalidad del fideicomiso: construir el mercado El pleito se integró, originalmente, a la averiguación previa 1369/2001/SS y ahora continúa bajo el número 89E/2002, según consta en el índice del Libro de Gobierno de la Dirección General de Averiguaciones Previas Según la indagatoria, la cual sigue en curso en los tribunales, el 22 de mayo del 2000 Salvador López López --uno de los denunciantes-- al realizar una ampliación de declaración, manifestó que después de que se firmó el fideicomiso con el Ayuntamiento, donde su empresa –Kormorán– adquirió los derechos del terreno, sostuvo una reunión con Gerardo Buganza, quien era síndico del Ayuntamiento y responsable del proyecto de construcción del mercado y de la reubicación de los ambulantes En su declaración dijo “que el ingeniero Buganza, el ingeniero José Luis Damián Adán y el suscrito tuvieron una reunión sobre el proyecto de dicha construcción, en donde dependían de que los usuarios de la terminal de autobuses de Córdoba, colindante con el terreno en cuestión, acudieran por la cercanía al probable mercado por construir y se convirtieran en clientes, por lo que el ingeniero Buganza ofreció venderles el espacio de terreno que en ese momento se ocupaba como calle, pero que, según él, era propiedad del Ayuntamiento, por lo que él (Buganza) podía disponer del mismo, integrándolo al proyecto del mercado y que en ese momento les manifestó que el precio del terreno era de doscientos veinticinco mil pesos, por lo que debían de entregar el treinta por ciento de inmediato al tesorero municipal, contador Armando Croda de la Vequia, siendo la cantidad de ochenta mil nuevos pesos y el resto cuando se formalizara la entrega de las escrituras, entregándosele dicha cantidad mediante el cheque número 0001869 de la cuenta 185946-5 de Banamex, con fecha 4 de abril de 1995” Pero rápido surgieron los problemas, según la declaración de López López, pues “al solicitarle el recibo correspondiente al contador Armando Croda les indicó al ingeniero José Luis Damián y al suscrito que no podía entregárselos hasta que entrara el efectivo a la Tesorería del Ayuntamiento, pidiéndoles dos o tres días de plazo… sin que esto se llevara a cabo, por lo que decidieron informárselo a Gerardo Buganza, quien manifestó que no había problema, que en un corto tiempo entregarían el recibo” Según las conclusiones a las que llegó la Procuraduría de Justicia contra Buganza Salmerón “se encontró en forma determinante una acción dolosa, ya que aprovechándose de la calidad de servidor público como síndico único del Ayuntamiento de Córdoba, actuó con la intención de querer ejecutar y realizar una acción destinada en provecho de un tercero como lo es la Tesorería Municipal de ese ayuntamiento, en virtud de que ingresó a la Hacienda Municipal la cantidad de ochenta mil pesos por concepto de anticipo de un treinta por ciento del valor de doscientos veinticinco mil pesos en que fue valuado el terreno en mención…sin haber expedido recibo alguno…” A ocho años de distancia, el pleito derivado por el terreno “Agustín Millán” sigue generando polémica Recientemente, el senador Gerardo Buganza negó haber recibido dinero de la empresa Kormorán y dijo estar fuera de ese conflicto legal Además, afirmó que Salvador López López, director general de la compañía, le ofreció disculpas Sin embargo, mediante una carta abierta, publicada el 23 de mayo de este año, López López rechazó haber ofrecido disculpas al senador Buganza, y añadió: “Miente (el senador) ya que no lo he visto ni sostenido conversación con él…” También denunció que la averiguación previa en contra del Ayuntamiento de Córdoba, está frenada “por indicaciones del ingeniero Buganza”, por lo que las autoridades han estado realizando “tácticas dilatorias en perjuicio de los intereses” de su empresa A través de un desplegado, Buganza respondió a López López, a quien acusó de emprender una estrategia para desacreditarlo, pues afirma que las denuncias deben dirigirse al exalcalde cordobés Enrique Bustos –en cuyo trienio se firmó el fideicomiso– y no contra él Categórico, Buganza negó haber recibido dinero de Kormorán o de cualquier otra persona, al tiempo que señaló que, en el fondo, el verdadero interés de la empresa era apoderarse del terreno para otros fines, ya que han pasado más de cinco años y el mercado todavía no se construye

Comentarios