Historia de acoso sexual en el COM (Primera de tres partes)

miércoles, 5 de noviembre de 2003
* Rafael Ornelas, la impunidad frente al hostigamiento a secretarias * El presidente del COM protege al jefe de los Servicios Médicos México, D F, 3 de noviembre (apro)- El jefe de los Servicios Médicos del Comité Olímpico Mexicano (COM), Rafael Ornelas Centeno, con una trayectoria que alcanza los 20 años de ejercer en el puesto, enfrenta cargos por hostigamiento sexual por dos de sus exsecretarias, a quienes solía chantajear en aras de consumar sus más inconfesables planes Las andanzas amorosas y los hostigamientos frecuentes de Rafael Ornelas Centeno a sus secretarias son un secreto a voces en el COM Todos lo saben, desde el barrendero y las secretarias, hasta los deportistas, personal de las áreas administrativas y funcionarios con los cargos más importantes Pero en cierto modo hay una marcada tendencia por proteger al mencionado médico, desde el responsable de Recursos Humanos, Manuel Marín; Felipe Espinosa, director administrativo del COM y, por lo general, el contratista de las edecanes para eventos específicos, hasta del propio presidente del COM, Felipe Tibio Muñoz En julio, un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ubicó a México entre los países más violentos El referido balance detalló que el acoso sexual --entiéndase hostigamiento en las leyes nacionales--, la violencia doméstica, sexual y la psicológica aparecen entre las principales agresiones que enfrentan mujeres del país La OMS especificó que por cada siete muertas violentas en hombres, una mujer es asesinada, y al año se registran mil 200 homicidios de mujeres en México Tan sólo en el 2002, el Gobierno del Distrito Federal (GDF) recibió un total de 106 denuncias por hostigamiento sexual, un delito que, se asegura, es cometido diariamente, aunque muchas veces las víctimas optan por guardar silencio, por miedo o por temor a perder el empleo Pero las secretarias de la dirección de los Servicios Médicos del Comité Olímpico Mexicano (COM), Ivonne Alvarado Chávez y Judith Valle Castillo, comenzaron a dejar el miedo atrás, al grado de decidirse a presentar una denuncia por hostigamiento sexual contra el responsable de esta área, Rafael Ornelas Centeno El controvertido médico deberá rendir cuentas ante las autoridades, según consta en la averiguación previa FDS/46/t1/454/03-10 y de la denuncia presentada el 25 de octubre ante la Agencia 46 de Delitos Sexuales de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) Rafael Ornelas Centeno es el protagonista real de esta historia en que se revelan sus pactos y los hostigamientos hacia sus trabajadoras Ivonne Alvarado Chávez es tan sólo una de sus recientes víctimas Ella fue contratada personalmente por el referido sujeto el 23 de mayo, y desde la primera semana supo lo que le esperaba como secretaria del médico, que de entrada dispuso para ella el horario vespertino, de 14:00 a 20:00 horas, a efecto de mover a su antojo la situación, de trasladarla por ejemplo al turno matutino, "siempre y cuando seas buena persona conmigo" Antes, durante el examen, Ornelas la llevó a su oficina, le ordenó que cerrara la puerta y, más tarde, acaso para tomar confianza, la puso a leer --"demasiadas hojas", revela Ivonne-- Pero ese día la chica recibió su primera reprimenda por presentarse con pantalones El doctor, enérgico y mandón, le prohibía usar esta clase de ropa Y más directo aún le hizo ver cuál era la política a seguir: "Te quiero ver con faldas" La primera semana fue la misma rutina: encerrarse en el cuarto y más peticiones del médico para que Ivonne no cesara en la lectura "Nunca se portó mal hasta que me pasaron a la clínica Volvió a solicitarme que le leyera, buscaba cualquier pretexto para ir a la clínica porque, argumentaba, tenía muchas cosas por hacer, por revisar Siempre llegaba y me pedía que le leyera; me ponía un banco para que subiera las piernas" Y poco a poco fue tomando confianza, primero que "relájate, relájate, preciosa", y luego que súbete "un poco más la falda", que abriera las piernas, hasta que llegó a un límite en que le ordenó quitarse la ropa interior El médico llevó la situación al extremo Al tiempo que hacía indecorosas propuestas a su secretaria, se tocaba sus partes íntimas "Se masturbaba enfrente de mí y me pedía que también hiciera lo mismo, y que tuviera varias cosas con él, con el pretexto de que la mujer mexicana debe ser abnegada y sumisa: no debe hablar y estar siempre a las órdenes de alguien Conmigo buscaba otra cosa porque en varias ocasiones me pidió que si me podía tocar Ello, pese a que me prometió que nunca me faltaría al respeto, porque él tiene hijas de la misma edad que yo y que no le gustaría que le hicieran algo así Pero al paso del tiempo fue cambiando hasta pretender una relación" En la Ciudad de México, sólo 700 mil mujeres cuentan con un trabajo estable, y aunque se piensa que la mayoría sufre del acoso u hostigamiento sexual de sus jefes inmediatos, la realidad es que hasta julio anterior sólo se habían reportado 41 denuncias de este tipo De acuerdo con el diagnóstico de 2002 de la subdirección de Protección a Mujeres y Menores en el Trabajo --dependiente de la subsecretaría de Trabajo y Previsión Social--, más de la mitad de las damas que denunciaron esta clase de sucesos en el trabajo tienen entre 21 y 30 años (hubo, en total, 53 casos), mientras que 31 por ciento cuenta entre 31 y 40 años En todo caso, la mayoría de las denuncias fueron realizadas por secretarias, a las que correspondió 22 por ciento del porcentaje, seguidas por demostradoras, ayudantes, cajeras, meseras, auxiliares de contabilidad o de intendencia, que registraron el más bajo porcentaje: apenas 4 En ese sentido, en la relación de personal del Comité Olímpico Mexicano aparece el área de Servicios Médicos entre las más inestable Por allí han desfilado tantas jóvenes muchachas que por lo menos se cuentan 15 en los últimos cinco años Algunas de ellas sólo han permanecido un mes, o hasta menor tiempo En todo caso, se van "por renuncia voluntaria", según consta en los archivos del organismo deportivo "En mis ideas está que no ha sido por eso", refirió Ivonne Y aunque el acoso u hostigamiento sexual pocas veces es tomado en cuenta en un país de acendrado machismo, se trata sin embargo de un delito tipificado en el artículo 259-Bis del Código Penal Federal Particularmente, el presidente del Comité Olímpico Mexicano supo de este bochornoso capítulo por la misma Ivonne, a quien recibió en sus oficinas en los primeros días de octubre, mientras el médico estaba de viaje en Brasil Al principio, el titular del COM se dijo sorprendido de la noticia y prometió arreglar la situación En realidad, todo quedó en simple reclamo, si así puede llamársele, de Felipe Muñoz a Ornelas Centeno, quien presume ante sus allegados de ser tan fuerte, "que soy capaz de resistir 15 días de periodicazos" y salir bien librado La forma en que el COM solapa al médico se ve reflejada en el semblante burlón que el médico obsequia a sus denunciantes "Nos dice que nuestros reclamos no le hicieron nada, y que no le van a causar mella porque él tiene el mando, que cómo nos quedó el ojo, que él es Dios todopoderoso" Las formas de presión del médico se han intensificado en las últimas semanas --según los testimonios de Ivonne y Judith--, que incluyen amenazas --"porque soy amigo de judiciales", suele decir Ornelas-- Incluso, los mismos deportistas han advertido a las secretarias "que se anden con cuidado, porque el doctor es muy influyente" Pues bien, son estos mismos atletas los que no hablan más allá de las instalaciones "por miedo al propio médico" Pero lo que más irrita a Judith es la tibia actitud de El Tibio Muñoz: "No creo que esté de acuerdo con esto, pero el hecho de que no haya existido siquiera una sanción para el médico es muy indignante Lógicamente como víctimas queremos su cabeza Si no fuera así, por lo menos amerita un correctivo, porque conociéndolo no buscará quién se la hizo, sino quién se la pague Esto hace crecer más su ego Dirá: ‘soy el doctor Ornelas y gozo de toda la autoridad del mundo’, y de ahí no hay quién lo detenga Por lo menos la gente sabrá qué tipo de persona es" Ivonne acepta sus temores y sus miedos "Conozco al doctor y sé que es algo muy especial No creo que se quiera quedar con los brazos cruzados, porque es una persona vengativa Le tengo pavor Hasta ahora le he sostenido todo lo que hemos hablado" Las autoridades de la Procuraduría capitalina cuentan ya con el retrato hablado del médico Rafael Ornelas Centeno, luego de la denuncia de hostigamiento sexual, la que pone al descubierto una historia solapada por todos en el Comité Olímpico Mexicano

Comentarios