Llama PRODH a vigilar actuación de consejeros del IFE

viernes, 7 de noviembre de 2003
* Negativa, la exclusión de la ciudadanía de su elección, dice México, D F, 6 de noviembre (apro)- Ante la falta de transparencia del proceso de elección de los nuevos consejeros del Instituto Federal Electoral, el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Prodh) hizo un llamado a la ciudadanía para empezar a monitorear la actuación de los nuevos consejeros electorales El organismo no gubernamental precisó que dado que no existe un proceso claro y preciso, y éste se desarrolló de forma opaca y sin ninguna participación ciudadana, se deben actualizar los retos En los hechos, sostuvo el Prodh, los partidos secuestraron el proceso excluyendo a los ciudadanos Precisó que aunque es cierto que los consejeros no son responsables de lo sucedido en el Congreso, sí deben ser conscientes de que fueron electos en un proceso no satisfactorio y que entonces inician su función con un déficit, el de no contar con un consenso inicial Más aún, advirtió que la posibilidad de que ganen credibilidad y legitimidad dependerá de su actuación concreta, de la forma en que defiendan la autonomía e imparcialidad del IFE frente a todos los partidos políticos Para el Prodh, los nuevos consejeros ciudadanos salieron de un proceso de negociación realizado, fundamentalmente, entre dos partidos políticos –PRI y PAN--, donde los ciudadanos nada tuvieron que ver En este sentido, añadió, el proceso realizado en la Cámara de Diputados tuvo varias características Una fue la partidización del proceso, cada uno de los partidos políticos impulsaron sus candidatos, con lo que dejaban en claro que exigían cuotas propias en la integración final del Consejo Más aún, consideró, fue en realidad una elección de las cúpulas del PRI y del PAN Unos cuantos eligiendo a quienes organizarán los siguientes dos procesos electorales Otra características a juicio del Prodh fue que al no existir criterios claros bajo los cuales se eligen a los consejeros para que éstos garanticen al máximo imparcialidad e independencia de los partidos políticos, se dio lugar a la sospecha sobre la filiación política soterrada de varios de los nuevos consejeros ¿Los partidos políticos en realidad no eligieron a militantes de sus propias filas haciéndolos pasar por “ciudadanos”? Una tercera característica fue la inexistencia de la participación ciudadana y la falta de transparencia del proceso de elección Dado que no existe un proceso claro y preciso, éste se desarrolló de forma opaca y sin ninguna participación ciudadana “Los partidos secuestraron el proceso excluyendo a los ciudadanos”, insistió En opinión del Prodh, la ciudadanización del IFE era un patrimonio construido por los anteriores consejeros generales, locales y distritales así como por muchos ciudadanos “Este patrimonio no fue reconocido ni respetado por el PRI y el PAN”, lamentó “Hoy --reiteró el organismo no gubernamental--, los ciudadanos tenemos que tomar conciencia de que en nuestra democracia en construcción ningún avance es irreversible y que de esta pérdida son responsables dos partidos “La ciudadanización del Consejo General poco a poco fue permeando a los consejos locales y distritales; ahí los ciudadanos llegaron para influir directamente en el buen desarrollo de los procesos electorales Entonces ahora deberemos monitorear para que los partidos no pretendan revertir este cambio e imponer también consejeros afines a sus intereses en esos niveles”, precisó Recordó, inclusive, que luego del año 2000 buena parte de la sociedad civil abandonó la trinchera del trabajo de educación cívica y vigilancia electoral confiando en un IFE que se consolidaba como una institución ciudadanizada, creíble y de Estado “Luego de lo sucedido –subrayó--, es necesario que retomemos las tareas aún pendientes para que nuestros derechos político electorales no sean conculcados de nueva cuenta” Más aún, puntualizó que con la anterior experiencia debería de llamar nuestra atención respecto de dos procesos en ciernes Uno es la elección de dos miembros del Consejo Consultivo de la Comisión Nacional de Derechos Humanos y el segundo es la elección de dos miembros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación Afirmó que ninguno de los dos procesos está claramente regulado y entonces es posible que sean simples vías de reparto de espacios y cuotas entre partidos Sostuvo que la participación democrática y los procesos transparentes en todos los ámbitos de la vida ciudadana deben ser notas distintivas de una democracia madura “No dejemos que los partidos políticos vacíen de contenidos estas dos aspiraciones ciudadanas”, puntualizó

Comentarios