Al alza, violencia en la frontera sur (Segunda parte)

lunes, 1 de diciembre de 2003
Impunes, bandas como La Mara Salvatrucha Tuxtla Gutiérrez, Chis , 1 de diciembre (apro)- La Procuraduría de Chiapas destacó, en dos pequeños informes, los resultados de sus investigaciones sobre el esclarecimiento de 30 ejecuciones ocurridas en la frontera sur de México, ligadas todas al narco, tráfico de ilegales, guerra entre pandillas y otros actos ilícitos, los que han llevado a la captura de al menos 33 personas como “probables responsables” De esta manera, y continuando el recuento, el 9 de octubre la Procuraduría, a través del Grupo Especial de Homicidios de la Agencia Estatal de Investigación (AIE), consignó a dos mujeres como probables responsables de la muerte de Ángel García Rodríguez, hechos ocurridos en Tapachula De acuerdo con la averiguación 2588/1B/2003, el 6 de octubre Rubén García Rodríguez denunció ante el agente del Ministerio Público la desaparición de su hermano Ángel, ya que ese día habían salido juntos al centro de la ciudad y habían tenido una riña con miembros de la banda Mara Salvatrucha, y como resultado dejó de ver a su consanguíneo, quien apareció muerto en la barra de San Simón, el día 10, ya que sus agresores, después de golpearlo brutalmente, lo lanzaron a las aguas del río Coatán Las detenidas responden a los nombres de Ana Gloria Linares Rosales y Claudia Rubí Gómez Manduca En otra acción, elementos de la AEI detuvieron al presunto responsable del homicidio de Eleuterio Hernández López, quien fue privado de la vida de un balazo en el pecho, el 4 de agosto a la entrada de su rancho ubicado en Tuxtla Chico, por lo que aquel día se inició la averiguación 062/147/2003 Al ser presentado ante el Ministerio Público (MP), el detenido, Arturo Figueroa Pérez, manifestó su participación en el homicidio del tablajero, y señaló que el móvil del crimen fue para robarle la cantidad de cien mil pesos En otro asunto, tras las investigaciones para esclarecer el homicidio de Pablo Ventura Roblero, el MP acreditó la probable responsabilidad de Oseas, Josué y Donaldo, de apellidos Ventura Santizo En un operativo de búsqueda y rastreo, los tres hermanos fueron detenidos en un rancho abandonado, ubicado en la colonia El Escobillo, municipio de Amatenango de la Frontera Oseas, Josué y Donaldo son señalados por dos testigos como las personas que mataron a golpes a Pablo Ventura: uno de ellos manifestó, entre otras cosas, que vio salir a los hermanos de donde fue ultimado el señor de 60 años, y otra persona expresó que habló con la víctima en su lecho de muerte, y ésta reveló la identidad de sus victimarios Por otra parte, al rendir su declaración ministerial, Donaldo Ventura mencionó que su hermano Josué había privado de la vida a otra persona meses atrás y lo había enterrado cerca de su domicilio, de nombre Florentino Morales López El 21 de junio, mediante una acción de la AIE, se esclareció la muerte de tres personas suscitada el viernes 20 de junio, en un enfrentamiento entre dos grupos que se disputaban la posesión de un terreno en el Ejido Santo Domingo La Cascada, municipio de Siltepec Ese día, el MP de Siltepec inició la averiguación CO61/44/2003, por el delito de homicidio en agravio de David Hernández Morales, Miguel Hernández Morales y Misael Hernández Hernández Tras una labor de investigación, se acreditó la probable responsabilidad de Federico Hernández y su hijo Gilbert Hernández Hernández en la muerte de David y Miguel, así como la supuesta responsabilidad de Víctor Hernández Velásquez en la muerte de Misael, todos ellos detenidos por la AEI, y posteriormente consignados por el fiscal ante el juez mixto de Motozintla, quien les dictó formal prisión La Agencia Estatal de Investigación logró la detención de un sujeto como probable homicida del jornalero Gumersindo Mejía Recancoj, de 24 años y origen guatemalteco, que fue privado de la vida a golpes en una riña en una finca del municipio de Acapetahua De acuerdo con la declaración ministerial de un testigo, luego de haber estado ingiriendo bebidas embriagantes en la colonia Ulapa, el hoy occiso regresaba a la finca Las Lomas, lugar donde laboraba como jornalero, sin embargo, al llegar a la entrada de este lugar se encontró con Jonathan Santos Salvador Bail, con quien riño y perdió la vida El 7 de octubre, elementos de la AEI lograron la captura de José Abel Teco Aguilar como probable responsable del homicidio de su esposa Margot Martínez Gumeta, a quien privó de la vida de un balazo y la enterró en un rancho ubicado en la comunidad Valdivia, municipio de Mapastepec Siete ejecuciones Derivado de investigaciones ministeriales, la Unidad Central Especializada en Homicidios esclareció también, en el municipio de Suchiate, siete ejecuciones relacionadas con el crimen organizado, y en Tapachula aclaró el homicidio del agente del Ministerio Público, Rosemberg Sierra Herrera En el curso de las indagatorias para esclarecer las ejecuciones perpetradas en el municipio de Suchiate, la Procuraduría local, a través de la Unidad Central Especializada en Homicidios, logró la detención de Neftalí Rodríguez López, quien se encuentra arraigado y a quien se le vincula en los siete homicidios, ocurridos de febrero a julio de este año Como en su momento se informó, el 12 de julio, alrededor de las 21:00, fueron ejecutados Uriel Armando Cota Molina y Sergio Ulises Samayoa Pineda cuando transitaban a bordo de un vehículo Nissan de procedencia extranjera, azul con una franja gris, en la carretera que conduce hacia la ranchería El Gancho, a la altura del ejido Ignacio López Rayón, municipio de Suchiate, en donde fueron alcanzados por un Toyota, tipo king cab azul, en el que viajaban tres sujetos, uno como conductor y dos más colocados en la góndola de la camioneta pick up, portando armas largas, siendo estos últimos quienes efectuaron los disparos Dispararon en 18 ocasiones un arma calibre 223, tipo R-15, y en 16 oportunidades un 762, AK 47, ambas de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea, sumando en total 34 tiros En su declaración, Neftalí Rodríguez López aceptó su responsabilidad en los hechos, al manifestar que recibía y guardaba las armas utilizadas en las ejecuciones, así como también era el encargado de ubicar a las víctimas y mostrárselas a los sicarios, por una remuneración de 20 mil dólares, de los cuales recibió cinco mil, según su dicho Derivado de las diligencias y peritajes, el agente del MP ejercitó acción penal en contra de Neftalí por los delitos de homicidio calificado y delincuencia organizada, el primero de ellos debido a que los homicidios se ejecutaron con premeditación, alevosía y ventaja De la declaración se desprende que quienes privaron de la vida a Usiel Armando Cota Molina y Sergio Ulises Samayoa Pineda, son parte de una organización delictiva de más de tres personas Entre los crímenes cometidos por esta organización delictiva destacan el de Gustavo Barrera Ruiz, Filiberto Merida Simuta, “El Chino” y Lusbin Barrera Sánchez, perpetrados el 14 de febrero del año en curso, hecho criminal por el que se inició la averiguación 06/48/2003; esta banda habría ultimado también a Wilson Salas, el 27 de marzo; ejecutó de la misma manera al ingeniero Gonzalo Fernando Rodríguez Cavazos, hecho en el que resultó lesionado Giovanni Barrera Sánchez y del que se desprendió la indagatoria 06/159/2003 La Unidad Central Especializada en Homicidios comprobó, con base en un dictamen de balística, que el arma de fuego conocida como R-15, así como el cuerno de chivo, que fueron utilizados para matar a Usiel y Sergio Ulises, también fueron utilizadas en el triple homicidio del 14 de febrero, así como en la ejecución del ingeniero Rodríguez Las armas se ocultarían supuestamente en el taller propiedad de Neftalí Rodríguez, ubicado en Ciudad Hidalgo, a donde llegaban los sicarios por ellas, y se trasladaban hasta el lugar en donde ubicaban y mataban a las personas que buscaban El móvil de los crímenes sería la venganza Por otra parte, como se recordará, el 29 de septiembre, alrededor de las 16:00, el agente del MP del segundo turno “B”, de la Subprocuraduría Regional Zona Costa, Rosemberg Sierra Herrera, fue ultimado con un arma de fuego calibre nueve milímetros, por una persona del sexo masculino que se acercó al vehículo que conducía el ahora occiso El gatillero se colocó a un lado de la puerta del vehículo que conducía el servidor público, le apuntó directamente a la cabeza y le disparó en cinco ocasiones Ante esta situación, la averiguación fue atraída por la Unidad Central Especializada en Homicidios, la cual practicó todas las diligencias necesarias, recibió las testimoniales de personas que presenciaron los hechos y ordenó la práctica de peritajes que permitieron reunir las pruebas para identificar y detener a Ernesto Concha Palacios, como autor material del homicidio de Sierra Herrera Los investigadores de la UCEH descubrieron que el autor intelectual adquirió el vehículo Honda modelo 1993, gris plata, la misma mañana de los hechos, expresamente para emplearlo en el homicidio de Sierra Herrera Así mismo, se comprobó que las características del vehículo en el que huyó Ernesto coinciden plenamente con el que refieren diversos testigos, toda vez que manifestaron que la referida unidad se encontraba cerca del lugar y era conducida por otra persona del sexo masculino, que se encuentra plenamente identificado Las investigaciones revelaron que el autor intelectual tenía rencillas personales con el ahora occiso, las cuales lo motivaron a perpetrar el ilícito, planeando el modo y los medios que emplearía en su ejecución Finalmente, la PGJE destaca que en 2001 se iniciaron mil 251 averiguaciones previas; en 2002, dos mil 123, y en 2003, dos mil 288 Y aunque en los medios locales se ha documentado que el móvil de más de 60 por ciento de las ejecuciones en la Costa, Frontera y región Soconusco, tienen que ver con el tráfico de drogas, ilegales y demás actividades ilícitas, el procurador Mariano Herrán se negó a dar detalles sobre los cárteles de la droga que operan en esta zona del país

Comentarios