Promueven funcionarios la división campesina, en Hidalgo

miércoles, 10 de diciembre de 2003
Pachuca, Hgo , 9 de diciembre (apro)- El dirigente general de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA), Álvaro López Ríos, denunció que el gobierno estatal alienta los conflictos agrarios y la división entre las organizaciones campesinas, motivado por la sucesión en el Ejecutivo estatal que se dará en el 2005 Luego de la marcha que realizaron unas 200 personas desde Ixmiquilpan –el corazón del Valle del Mezquital--, a fin de exigir la liberación de Marcos Hernández Villeda, un preso político, el dirigente campesino sostuvo que varios funcionarios estatales han comenzado a maniobrar con el fin de ‘jalar agua a su molino’ Acusó que en esa actitud belicosa hacia las organizaciones como la UNTA, están el secretario de Gobierno, Aurelio Marín Huazo, lo mismo que el subsecretario Eric Cruz Becerra, quienes ponen obstáculos para la solución de los problemas, o abiertamente los propician en pos de posicionarse rumbo a la sucesión del 2005 Se refirió al conflicto de hace unos días en esta capital, entre miembros de su organización y autoridades del ayuntamiento pachuqueño, por el mercado 20 de Noviembre, del que fueron señalados los miembros de la UNTA de propiciar la confrontación, al invadir ilegalmente el lugar Tras el incidente, el gobierno dio a conocer que había sido un enfrentamiento entre las fracciones de la UNTA, una encabezada por Álvaro López Ríos, y la otra por Isidro Pedraza Chávez, el dirigente estatal Por su parte, en conferencia de prensa, Pedraza Chávez acusó también al PRI de buscar desestabilizar a la organización campesina a través del conflicto de la colonia 20 de Noviembre, donde se acusa a los militantes de haber invadido de manera ilegal el mercado local, mismo que fue donado por el entonces alcalde de extracción panista, José Antonio Tellería Beltrán Señaló al legislador Francisco Olvera Ruiz y a la regidora de la asamblea municipal de Pachuca, Carmen Tavera Monroy, de querer “amarrar” una lucha inexistente, toda vez que documentación oficial avala a los 232 locatarios que actualmente trabajan en dichas instalaciones En compañía de la líder municipal de la UNTA, Edith Ibarra Jiménez, hizo un llamado al alcalde Alberto Meléndez Apodaca, a no dejarse sorprender con este tipo de acusaciones no fundamentadas, por lo que pidió se respeten los acuerdos de un año atrás, donde se otorgó el perdón legal, mismo que está asentado en la averiguación previa 12/CEN/479/2002, foja 72

Comentarios