Tengan cuidado con los impuestos

miércoles, 10 de diciembre de 2003
México, D F, 9 de diciembre (apro)- El dictamen sobre la reforma fiscal aprobado en comisiones por el PAN y los diputados del PRI que se mantienen fieles a Elba Esther Gordillo, ya recibió el rechazo de casi todos los sectores, pero sobre todo de los trabajadores, pues se considera que con los nuevos impuestos propuestos se reducirán sus ingresos Y es que ahora el gobierno busca gravar cualquier clase de ingreso que tengan trabajadores y empleados, incluyendo prestaciones como los bonos y los préstamos que se reciban de la empresa Y no sólo eso, sino hasta los ingresos provenientes de las cajas de ahorro Pero además quienes aprobaron el dictamen creen que, con excepción de ellos, todos son tontos Ahora le cambiaron el nombre al llamado Impuesto por Intermediación, el famoso IPI que provocó la ruptura entre Roberto Madrazo y Gordillo, y lo bautizaron con el nombre de impuesto de control, de 8 por ciento, que se aplicaría a la cadena productiva de alimentos y medicinas Como se recordará, en un principio Madrazo elogió a Gordillo y a sus colaboradores por haber encontrado en el IPI una alternativa para evitar la aplicación del IVA a medicinas y alimentos Pero después denunció que en realidad el IPI había salido de las oficinas de la Secretaría de Hacienda Y ahora se insiste en aplicarlo, pero con otro nombre, y aclarando que no afectará a los consumidores, cuando se sabe que esos intermediarios nunca aceptarán ver reducidas sus ganancias y repercutirán el impuesto en el precio final Todavía falta que el PAN y los “elbistas” reúnan el número de votos necesario para aprobar la propuesta, que después tendría que pasar por el Senado, donde quizá los senadores priistas podrían pararla Pero en principio el gobierno está jugando con fuego Hasta ahora la gente ha sido tolerante con el presidente Vicente Fox Aunque no ha respondido a las esperanzas de quienes votaron por él, se consideraba que tampoco había hecho mucho daño, pues sobre todo se ha mantenido la estabilidad económica Sin embargo, un fuerte golpe a los ingresos de las grandes mayorías –entre las que deben incluirse no sólo trabajadores y empleados de bajos ingresos, sino también a una gran parte de la clase media—podría provocar un gran malestar social, que dada la impericia del actual gobierno para manejar situaciones difíciles, no se sabe en qué podría desembocar Por lo pronto se esperan días de grandes discusiones parlamentarias, con un posible empantanamiento en las negociaciones por la división interna en el PRI, que puede conducir a un período extraordinario de sesiones

Comentarios