Derrota al eje Fox-Elba Esther

viernes, 12 de diciembre de 2003
México, D F, 11 de diciembre (apro)- Tal como lo dijo Vicente Fox poco antes de la votación, cuando parecía tener el triunfo asegurado, la Cámara de Diputados tomó una decisión fundamental para el futuro de México: Rechazó su proyecto fiscal y, también, el diseñado por el colaboracionismo priista que representa Elba Esther Gordillo La expectación acumulada durante meses explotó poco antes de las cinco y media de la tarde, cuando 252 diputados constituyeron la mayoría que desechó el dictamen aprobado la noche del lunes por panistas-gordillistas en la Comisión de Hacienda, el cual contemplaba una avalancha de nuevos impuestos que perjudicaban, sobre todo, a los sectores obrero, campesino y la clase media Los panistas y priistas leales a Gordillo, así como los verdes incondicionales a ésta, apenas lograron reunir 234 votos y que ni sumando las cuatro abstenciones podían superar a los opositores al proyecto fiscal de Fox y sus aliados Recibieron palo Pero acompañado del repudio a su proyecto, Fox tuvo hoy al menos una buena noticia: Guillermo Ortiz Martínez fue reelegido para otro periodo de seis años como gobernador del Banco de México, pese al rechazo de un grupo de senadores panistas y perredistas que no olvidan su responsabilidad en el saqueo que se perpetró en el rescate bancario Inevitable ya un periodo extraordinario de sesiones, que seguramente se prolongará hasta el 31 de diciembre, los diputados deberán hacer ahora un dictamen que, efectivamente, implique una reforma fiscal que garantice una recaudación suficiente para que los tres niveles de gobierno cumplan con sus responsabilidades, pero que no golpee a los sectores menos favorecidos, como pretendía el eje Fox-Gordillo Dos temas clave son, además, la responsabilidad del gobierno foxista de abatir el número de evasores para que no seamos los mismos contribuyentes cautivos de siempre los que seamos exprimidos, y que haya un ejercicio eficaz en la administración pública, donde se ha impuesto una alta burocracia inepta Lo que ocurrió hoy en la Cámara de Diputados representa una derrota para la mancuerna Fox-Gordillo, que pretendía imponer un proyecto que es en realidad una continuación de esquema recaudatorio que castiga a los mismos de siempre, con el agravante de que implicaba una mayor inflación mediante el denominado Impuesto a la Enajenación e Importación en medicinas y alimentos, un IVA disfrazado El dictamen aprobado en comisiones por panistas-gordillistas, y que finalmente concitó el repudio de la mayoría en el pleno, disminuía el Impuesto sobre la Renta, pero a cambio golpeaba a la clase trabajadora grabando prestaciones para pensiones, jubilaciones y retiros, así como aguinaldo, horas extras, préstamos, primas vacacionales y hasta vales de despensa; libros, revistas, periódicos, colegiaturas… Nadie, menos los que somos contribuyentes cautivos, se niega a pagar impuestos, pero no es honesto tolerar el bolseo si no hay una devolución en servicios y obras que están obligados a realizar los altos servidores públicos, convertidos en una elite privilegiada con altos ingresos y prestaciones Seguramente habrá reforma fiscal, no hay de otra, pero es claro que no será la que pretende el ciudadano presidente y sus incondicionales, como Elba Esther Gordillo, quien seguramente ya no seguirá contando con el respaldo presidencial y del panista Juan de Dios Castro Quedó claro que ya no les sirve Comentarios: delgado@procesocommx

Comentarios