Diputado priista de Guanajuato ve pornografía en las sesiones

viernes, 12 de diciembre de 2003
Guanajuato, Gto , 11 de diciembre (apro)- Mientras que la mayoría del PAN en el Congreso del estado presentaba una iniciativa para castigar con penas de hasta 6 años de cárcel a los “graffiteros”, en la sesión del pleno del jueves, uno de sus compañeros priistas veía páginas de pornografía en internet, en la computadora portátil que les fue proporcionada a los 36 legisladores para su labor en la Cámara En el transcurso de la sesión de la tarde del jueves, el camarógrafo de un noticiero televisivo regional captó al diputado priista Martín Odilón Cabrera sentado en su curul, ocupado en ver las imágenes de mujeres desnudas en la pantalla de la computadora tipo “lap top” que originalmente le fue entregada para auxiliarlo en el trabajo legislativo Uno de sus compañeros de al lado de vez en vez atendía a dichas imágenes La distracción del diputado del PRI fue vista también por algunos asistentes entre el público en el recinto legislativo En tanto, los diputados del PAN, que conforman mayoría en la LIX Legislatura, presentaban una propuesta para adicionar el artículo 212 bis al Código Penal del estado, con el fin de tipificar el delito de daños ocasionados por la pintas en edificios públicos o privados La iniciativa, firmada por los 19 legisladores panistas, expone entre sus motivos que “el objetivo del graffiti es, en términos generales, la trasgresión del orden social”, y que “las quejas de los propietarios de inmuebles afectados, y los recursos públicos y privados destinados a corregir los daños son cada vez mayores” De acuerdo con los argumentos de esta propuesta, al menos un 75 por ciento de las fachadas, lo mismo monumentos históricos, edificios comerciales, casas particulares y otros se encuentran afectadas por el graffiti en las ciudades medianas y grandes Según la exposición presentada por el diputado Juan Alcocer Flores, mientras gobiernos como el del Distrito Federal reportan “haber gastado más de 200 millones de pesos” para eliminar las pintas de aerosol, este tipo de gastos ocasionados por los graffitis “son cada vez mayores, al igual que el descontento social y las protestas de los ciudadanos que claman por poner freno a esta práctica” De este modo, la adición al Código Penal, en el capítulo referido a daños, quedaría de la manera siguiente: “Si el daño se comete por medio de pintas de signos o grabados, mensajes o dibujos o alteración de cualquier bien ajeno o propio que no esté bajo la posesión legal de quien lo realiza y sin el consentimiento de quien esté facultado para otorgarlo o conforme a la ley, se impondrá prisión de 6 meses a 3 años y 300 días de multa “Si las conductas antes previstas recaen en bienes de valor científico, artístico, histórico, cultural, edificios públicos, monumentos, equipamiento urbano u otros de utilidad pública, se impondrá prisión de 1 a 6 años y de 60 a 600 días multa, además de que se perseguirán de oficio” (es decir, sin denuncia previa)

Comentarios