Irrita a Bush el escándalo de la firma Halliburton

sábado, 13 de diciembre de 2003
La empresa cobró de más al Pentágono en la gasolina que se usó en Irak Washington, 12 de diciembre (apro) - El presidente George W Bush advirtió que si la empresa Halliburton, de la que era presidente ejecutivo el vicepresidente Dick Cheney, cobró de más al Pentágono en la venta de gasolina en Irak, tendrá que reembolsarle el dinero al gobierno estadunidense "Si hay un cargo de más, como el que creemos que existe, esperamos que el dinero sea reembolsado", dijo el mandatario en la Casa Blanca Una auditoría del Departamento de Defensa está tratando de determinar si Halliburton, a través de su subsidiaria Kellog, Brown & Root, cobró 61 millones de dólares más de lo que debía recibir del Pentágono, por venderle la gasolina en Irak que importa de Kuwait "Agradezco que el Pentágono esté defendiendo el dinero de los contribuyentes", subrayó Bush El escándalo de Halliburton, que sacó a flote esta semana el diario The New York Times, es una ‘bomba política’ para la Casa Blanca, porque podría ser usado por los enemigos políticos de Bush para decir que los contratos de reconstrucción en Irak se repartieron a empresas abusivas, las que se aprovechan de sus contactos en el gobierno federal, en este caso Halliburton con el vicepresidente Cheney La simple presunción de un cobro de más en la venta de gasolina kuwaití, causó mucha polémica en el Capitolio, donde se acusa al gobierno federal de estar beneficiando con el dinero de los contribuyentes a las grandes corporaciones que tienen acceso directo y amistades en la Casa Blanca De acuerdo con los documentos de la auditoría del Pentágono, y que primero publicó el New York Times, Halliburton le vende al Pentágono a 264 dólares el galón de gasolina que compra en Kuwait El precio promedio del galón de gasolina en los países del Medio Oriente es de 71 centavos de dólar, pero Halliburton se defiende diciendo que la vende así porque le sale muy caro, primero la compra y después el transporte del combustible en Kuwait, para llevarlo a una zona de guerra La exempresa de Cheney sostiene que de los 264 dólares de cada galón de gasolina, se queda solamente con 24 centavos de ganancia Las declaraciones de Bush, pero sobre todo su afirmación de que "creemos que existe" un cobro de más por parte de Halliburton, fue un ‘autogolpe político’ a su gobierno, porque unos minutos antes que hablará el presidente, el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, aseguró que no había ningún abuso por parte de Halliburton No hay nada concreto con respecto de la auditoría que lleva a cabo el Pentágono, sobre todo porque en el Congreso empezó a circular el rumor de que el sobrecargo en el precio de la gasolina no es una acción deliberada de Halliburton, sino que esta empresa, con sede en Houston, Texas, está pagándole de más al contratista de Kuwait que le vende la gasolina para ser exportada a Irak En los programas de reconstrucción de Irak, tras la Segunda Guerra del Golfo Pérsico, el gobierno estadunidense evitó un proceso de licitación bajo el pretexto de que no había otra mejor opción: le dio a Halliburton el contrato para la reconstrucción de la industria petrolera de Irak, cuyo valor se estima en 15 mil 600 millones de dólares, de los cuales 5 mil serían ganancias de la exempresa del vicepresidente de Estados Unidos

Comentarios