"No me impedirán seguir trabajando por México": Fox a la oposición

sábado, 13 de diciembre de 2003
México, 12 de diciembre (apro) - El presidente Vicente Fox tildó de “promotores del estancamiento” a los legisladores de PRI, PRD y PT, principalmente, que votaron en contra de su propuesta de reforma fiscal Y advirtió que nadie parará a su gobierno Molesto por segundo día consecutivo por el rechazo de la mayoría de los diputados a su propuesta fiscal, de captar más recursos a través de nuevos impuestos, el jefe del Ejecutivo insistió que eso significa un retroceso para el país Al encabezar la toma de protesta al nuevo director del Instituto Politécnico Nacional (IPN), en la residencia oficial de Los Pinos, Fox hizo a un lado el discurso preparado para la ocasión, y atacó a quienes decidieron no apoyar su reforma tributaria Visiblemente molesto, expresó: “Es hora que todos seamos plenamente responsables de nuestros actos Unos luchamos por la democracia, el desarrollo, el progreso del país, el impulso a la educación, a la formación de capital humano; otros actúan como promotores del estancamiento” Reiteró que no aceptará una propuesta que provoque “distorsiones en la economía y que reduzca la competitividad” Tampoco, añadió, “que reduzca los presupuestos, a fin de no permitir garantizar los recursos suficientes para atender las responsabilidades del gobierno, particularmente en desarrollo humano, en educación, en salud, en desarrollo social” Más directo, mandó un mensaje a los opositores a su reforma fiscal, la cual preveía la aplicación de impuestos en alimentos, medicinas, colegiaturas, vivienda, transporte, vales de despensa, aguinaldos, libros, revistas, etcétera “Quiero decirles que nada, nadie, me va a impedir seguir trabajando por México, no sólo en educación, sino impulsando la economía, impulsando los programas sociales, buscando siempre mejorar el nivel y la calidad de vida de las y los mexicanos, buscando asegurar oportunidades para nuestros jóvenes, para nuestros niños y niñas” Dijo que ayer por la noche ya había expresado su pleno respeto a la decisión de la mayoría de diputados, sin embargo, insistió que ese voto “significa desacelerar el paso de México” Por eso repitió su declaración: “Reitero, como lo dije ayer, mi desacuerdo respetuoso y firme” Más enfático que en el mensaje que emitió el jueves por la noche, luego de enterarse de la votación en contra a su reforma fiscal en la Cámara de Diputados, el presidente aseguró que “México ni se detiene ni se paraliza” Consideró que esta votación significa perder la oportunidad de “estar mucho mejor” Sin embargo, confió: “No tengo la menor duda que juntos seremos capaces de darnos otra oportunidad para responder a nuestro país”

Comentarios