"Me daban 55 centavos por kilo de café y mejor lo tiré" (Primera de dos partes)

lunes, 15 de diciembre de 2003
Denuncian en Veracruz abandono y desdén oficial Cruz de los Naranjos, Ver, 15 de diciembre (apro) - Luego de los perjuicios ocasionados por la caída en los precios del café, campesinos de esta comunidad demandaron urgentemente al presidente de la República se les otorguen créditos bancarios, así como asesoría técnica, para producir y comercializar mejor sus productos en mercados internacionales Sin embargo, una cosa es muy cierta, “el campo está tirado”, dijeron los campesinos Ceferino Román Hernández, Francisco Morales y Melaneo Lucas, originarios de esta comunidad, en entrevista con Apro Agobiados por la miseria en que viven desde 1985, año en que se registró la mayor caída de precios del aromático, los productores --conocidos como “cereceros”-- exigieron al gobierno de Vicente Fox “que cumpla con las promesas que hizo en su campaña política” El mote de “cereceros”, comentaron, es porque la mayoría de las parcelas cafetaleras de esta población se ubican en zonas ‘pendientosas’, por lo que ellos se ven en la necesidad de vender sus productos el mismo día en que los cortan Y recordaron lo que tanto prometió Fox, de que “él sí iba a ayudar al campesino y, ¿cual ayuda? --se preguntan-- Nos está llevando la chingada con nuestras parcelas”, coincidieron Además, recomendaron al primer mandatario “que no se deje llevar por lo que le dice su gente Los habitantes de esta comunidad lo invitamos a que venga a nuestra ranchería, para que vea las condiciones de pobreza en que vivimos quienes nos dedicamos a este cultivo” Ahora más que nunca, se quejaron, “nos sentimos desilusionados, abandonados por nuestros gobiernos” Afirmaron: “Llevamos 18 años de agonía, sin poder ver que mejoren los precios de nuestros productos, y lo peor es que con Fox no vemos que mejore nuestra situación” A Fox, dijo Lucas, “diario lo vemos en la tele, lo escuchamos en el radio, diciendo que está ayudando a los campesinos, pero cuál ayuda, no es cierto”, comentó “Es hora de que no hemos recibido el mentado ‘alcance’, de 20 dólares por quintal, que nos prometieron de la cosecha todavía del 2002” Sabemos que a uno que otro de nuestros compañeros ya les llegó el cheque, pero a la mayoría, no”, indicó Lucas Esta comunidad se ubica a 15 kilómetros sobre la parte alta de la sierra, al oriente de la ciudad de Córdoba, justamente en los linderos donde confluyen los municipios de Ixhuatlán del Café, Córdoba y el de Amatlán de los Reyes, al que corresponde esta ranchería El 95 por ciento del camino vecinal que conduce a esta comunidad es de terracería A lo largo del trayecto se observan miles de hectáreas de cafetales perdidos en la maleza, beneficios de café abandonados En el camino se ve a mujeres con el hijo a cuestas, envuelto en el rebozo, así como ancianos caminando, porque no tienen dinero para pagar el transporte Su destino es Córdoba, en donde buscarán en qué ocuparse para mantener a sus familias Los lugareños de esta población no cuentan con los servicios básicos de agua potable, drenaje, mucho menos clínicas de salud El centro de salubridad más cercano a esta comunidad está a cuatro kilómetros de distancia, en la congregación de Miguel Aguilar, también de Córdoba A fin de solventar sus necesidades del vital líquido, esperan la temporada de lluvias En piletas de cemento construidas por ellos mismos, recolectan el agua que escurre de sus casas de techo de ‘dos aguas’, hechas de cartón La entrevista se efectuó en casa de Melaneo, y desde aquí productores reiteran sus demandas al presidente de la República, las que, según ellos, contribuirían a mejorar la situación de sus familias: “Créditos bancarios a largo plazo y con bajos intereses; asesoría técnica y orientación para hacer producir mejor los campos” Estas propuestas, indican los hombres del campo, deberán ir “acompañadas de un buen asesoramiento para que nuestro producto se venda en mercados extranjeros” Los apoyos económicos que nos viene dando el gobierno federal, afirmaron, “no son suficientes, porque no son constantes Esa no es la solución para el campo mexicano”, y reiteraron que “de plano ya perdimos la esperanza; definitivamente no hay buenos precios, lo que nos pagan actualmente por kilo, no es lo justo” También pidieron al gobierno federal que los apoye con maquinaria para despulpar el grano, secadoras, o bien recursos para construir ‘planillas’ (planchas) de cemento Y por qué no decirlo, proponen los cafeteros: “Necesitamos que el gobierno nos vigile para evitar malos manejos de los recursos económicos” Para que no pase, dijeron, como lo que en el Instituto Mexicano del Café (Imecafé): que por la corrupción que se dio en todos los niveles, lo desaparecieron Morales tercia para compartir una mala experiencia: “No recuerdo en qué año fue, pero es algo que nunca se me va olvidar: me urgían unos centavos y tenía yo una tonelada de café cereza Cuando fui a querer venderlo, el de la compra me dijo que me lo pagaba a 55 centavos el kilo ¿Sabes qué hice?, mejor lo tiré a la basura” Hasta antes del 85, continúa Morales, “en los tiempos de bonanza, el kilogramo de café en estas condiciones me lo pagaban a 3 o 4 pesos, si no es que más” “Ah, pero qué tal cuando uno va a la tienda a comprar un frasco o una bolsa del grano”, agregó Morales: 15, 20 o más pesos te cuesta, y nada de regatear el precio O te lo llevas o lo dejas No hay de otra “Y como siempre, los intermediarios son quienes se llevan la mayor parte del pastel, de eso no hay duda”, se lamentó

Comentarios