El progreso del país exige dejar la política de enfrentamientos: obispos

jueves, 18 de diciembre de 2003
Jakapa, Ver , 17 de diciembre (apro)- Para los nueve obispos veracruzanos, la paz y el progreso del país exige abandonar la política de enfrentamientos, de bloqueos o de grupos de interés "que a toda costa quieren dominar sobre los demás" Este proceder no busca el bien de todos, subrayan, "sino el gozo fatuo de imponerse a quienes piensan de otra manera" En su mensaje de navidad, los obispos del Golfo, encabezados por el arzobispo de Jalapa, Sergio Obeso Rivera, sin mencionar a los políticos, hacen un llamado a dejar la actitud de querer eliminar a los contrarios o enemigos, "pues es necesario acostumbrarnos a descubrir y valorar todo lo positivo que hay en los otros para integrarlo con nuestras propias opiniones y propuestas" En este sentido, consideran que la riqueza de pensamientos, razonamientos y aspiraciones, "no deben convertirse en armas para destruir a otros", sino que deben servir para comunicar a los demás, con alegre generosidad, "los frutos de nuestro esfuerzo", en orden a elaborar un bien superior, enriquecido con la participación de todos En el mensaje emitido por los obispos de San Andrés Tuxtla, Guillermo Ranzahuer González; de Papantla, Lorenzo Cárdenas Aregullín; de Veracruz, Luis Gabriel Cuara Méndez; de Orizaba, Hipólito Reyes Larios; de Córdoba, Eduardo Patiño Leal; de Tuxpan, Domingo Díaz Martínez; de Coatzacoalcos, Rutilio Díaz Martínez, y el emérito Guadalupe Padilla Lozano, se hace referencia a la corrupción Al respecto, señalan que los mecanismos perversos de corrupción y los obstáculos para alcanzar la convivencia sana, "se vencen mediante el ejercicio de la solidaridad humana y cristiana", a la que la iglesia invita incansablemente Sólo de esta manera, agregan, "tantas energías positivas podrán ser dedicadas plenamente a favor del progreso y de la paz" En opinión de los prelados, desde hace muchos decenios la convivencia social ha estado dirigida, o muy influida, "por la mutua desconfianza, el recelo y el perverso genio de la sospecha" Empero, consideran que el progreso de la Patria requiere que la mutua desconfianza se transforme en solidaria colaboración "Este es precisamente el acto propio de la solidaridad entre los individuos y entre las naciones" Es decir, refieren, "ser responsables de todos significa poner al servicio de la Patria lo mejor de nosotros mismos y de todo aquello que somos y poseemos" Puntualizan que las situaciones que se viven actualmente en el país, "están demostrando que la acostumbrada búsqueda del bienestar es excluyendo a todos los demás" Esta situación, señalan, "nunca nos hará alcanzar el bien o la felicidad social a la que estamos llamados" "Nuestra Patria necesita esta felicidad", precisan, puesto que el bien del hombre se hace por la interrelación y libre cooperación de las personas independientes entre sí Por eso, remarcan, "el bien social o es de todos o no existe", y paralelamente, "este bien social o es obra de todos o no es real" Ante ello, recomiendan que el bien común siempre será el fruto de la libre aportación de lo mejor de cada uno, "así se logra el bien de todas y cada una de las personas que forman la sociedad" Porque los caminos del sólido progreso del país, consideran, "es la verdad, no el vaivén de los sentimientos; la disciplina, no el desorden de seguir los propios gustos; el amor constructivo, no el populismo engañoso; la mayor rectitud moral, no el pragmatismo convenenciero" Por eso, puntualizan, "la construcción de una mejor sociedad nos pide que, dejando de buscar las conveniencias propias y las de nuestros pequeños grupos, adquiramos mayores y mejores conocimientos, que logremos una mejor claridad de nuestra manera de entender la vida, y que vivamos con mayor rectitud moral"

Comentarios