Exoneran magistrados a Carrillo Olea

viernes, 19 de diciembre de 2003
* A salvo de los delitos de ejercicio indebido del servicio público * Persiste la prohibición para ejercer puestos públicos, por 12 años Cuernavaca, Mor , a 18 de diciembre (apro)- Los magistrados de la Segunda Sala del Tribunal Superior de Justicia exoneraron al exgobernador Jorge Carrillo Olea de los delitos de ejercicio indebido del servicio público imputados por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) "Después de seis años de debate, de grandes cuentos, de grandes cosas, caer en lo que le voy a decir: lo último que lograron imputar, y esto lo hicieron sin sustento, fue que yo había conocido de un oficio de un padre de un secuestrado y que yo no lo había atendido; en eso acabó todo", afirmó este jueves Carrillo Olea entrevistado en su residencia de Vista Hermosa de esta ciudad El exmandatario, quien tomó protesta el 18 de mayo de 1994, fue obligado a dejar el cargo en 1998, acusado de proteger a bandas de secuestradores y narcotraficantes y propiciado la delincuencia organizada en las filas de la Policía Judicial, lo que provocó procesos en contra del entonces fiscal del estado, Carlos Peredo Merlo, y del jefe policiaco Jesús Miyazawa Álvarez Debido a los señalamientos, enfrentó un juicio político que lo inhabilitó para ocupar cargos públicos Después de una larga investigación judicial, fue finalmente declarado inocente, al no encontrar elementos para acreditar el cuerpo del delito La resolución Diez meses después que la Procuraduría se inconformó con el veredicto de la jueza Rosario Rojas Lara, dentro del proceso 169/2002-1, que otorgó el auto de libertad a Carrillo Olea, los magistrados Miguel Cajigal Navarro, Virgina Popoca González y el ponente Juan Manuel Díaz Popoca acordaron de manera unánime confirmar en todos sus términos el fallo inicial de Rojas Lara Conforme al proyecto de resolución de la toca penal 364/03-10, de 85 cuartillas en tamaño oficio, los magistrados reconocieron que aun cuando existieron oficios en los que se advirtió la presunta vinculación de funcionarios y jefes policiacos de la PGJE con la delincuencia organizada, recibidos por la Oficialía de Partes del gobierno estatal, ello no significa que el también exmilitar retirado estuviera vinculado con los hechos ilegales denunciados o que hiciera caso omiso a las denuncias Sin embargo, el fallo judicial no anula la sentencia pronunciada por el pleno del TSJ, que inhabilita a Carrillo Olea para ocupar cargos públicos durante doce años, dentro del juicio político 02/98 iniciado por la 57 Legislatura Carrillo Olea lamentó la actuación de la Procuraduría en su contra "Acabaron cosas tan exageradas, tan fuera de lugar como aquella vinculación mía con el narcotráfico, que verdaderamente es una cosa de fantasía, para caer en el hecho de que si conocí un oficio o no lo conocí, y por qué no actué en consecuencia; en esto acabó todo Es una pena para la Procuraduría"

Comentarios