Los gastos de la toma de posesión: El misterio (Primera parte)

martes, 2 de diciembre de 2003
* De todas las instancias consultadas sólo el Estado Mayor Presidencial dio información México, D F, 1 de diciembre (apro)- Más de 70 años de poder del PRI acababan ese 1 de diciembre de 2000 Vicente Fox, postulado por el PAN, tomaba posesión como presidente ante el Congreso, y prometía impulsar una reforma para “la transparencia y el rendimiento de cuentas en la tarea del gobierno, para anular la corrupción y el engaño” Sin embargo, a tres años de distancia resulta imposible conocer cuánto, en qué y cómo se administraron los recursos para la toma de posesión de Fox: A lo largo de casi cinco meses fueron interpuestas 12 solicitudes de información con ese objetivo Cuatro se hicieron a la Presidencia de la República y dos a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a través del Sistema Integral de Solicitudes de Información (SISI) desarrollado por la Secretaría de la Función Pública, en apoyo al Instituto Federal de Acceso a la Información Pública Las otras seis se hicieron a la Cámara de Diputados (cinco) y la Auditoría Superior de la Federación (una), de acuerdo con lo establecido en el artículo 61 de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental (LFTAIPG) Al final, tres de las cuatro instancias consultadas —Hacienda, Cámara de Diputados y Auditoría Superior de la Federación— coincidieron en señalar como responsable de la entrega de la información a la Presidencia de la República, donde, con excepción del Estado Mayor Presidencial, no se proporcionaron los datos solicitados Así, nadie sabe cómo y cuánto se gastó en la Basílica de Guadalupe o en la tamaliza con los niños de la calle en Tepito; en cuánto salió meter a 10 mil personas en el Auditorio Nacional, ni cuánto costó organizar una verbena popular en el Zócalo ni mucho menos la cena de gala para 350 personas en el Alcázar del Castillo de Chapultepec, las cuales consumieron platillos de aspic de camarón, crema de alcachofa, pato en salsa madereirus, trufa con arroz salvaje, chícharos japoneses y manzanas almendradas ¿A cuánto ascendió la cuenta de los vinos Monte Xanic Chardonnay reserva 1997 y Xanic Cabernet Sauvignon reserva 1995? El dinero esfumado A finales de octubre de 2000, Francisco Ortiz Ortiz —entonces coordinador, con Marta Sahagún, del comité encargado de la celebración por la toma de posesión— declaró que el presupuesto para los festejos ya estaba “predestinado” Según su versión, la Secretaría de Hacienda (SHCP) había adjudicado para esos actos 7 millones de pesos (Proceso 1252) Las solicitudes de información presentadas al amparo de la LFTAIPG, tenían el objetivo de conocer cómo se habían gastado esos 7 millones La primera solicitud se hizo el 7 de julio pasado a la Unidad de Enlace de la Presidencia de la República Se pidió una relación de los gastos efectuados en cada uno de los actos celebrados aquel 1 de diciembre de 2000 Solamente se recibió la respuesta del Estado Mayor Presidencial (EMP), que reconoció que había realizado gastos de seguridad y logística en invitados especiales, así como por alimentación y hospedaje, por 3 millones 268 mil 84722 pesos El general José Armando Tamayo, actual jefe del EMP, era entonces responsable de seguridad y logística Se pidió al EMP —mediante la Unidad de Enlace de la Presidencia de la República— especificar el concepto de “gastos de seguridad y logística” Respondió que “son asignaciones destinadas a cubrir los gastos que realiza el organismo en las actividades de seguridad y logística, inherentes al desarrollo de giras y otros eventos oficiales en que participa el C presidente de los EUM (Estados Unidos Mexicanos)” Estas asignaciones —continúa la explicación— incluyen los gastos por concepto de adquisición de materiales, suministros y contratación de servicios requeridos para el apoyo de las actividades presidenciales En relación con las erogaciones hechas por el EMP en materia de alimentación y hospedaje, se solicitó la relación de los invitados especiales y un informe detallado de los gastos: hoteles, alimentos y bebidas, transportación (aérea y terrestre), servicios médicos, seguros de vida y de viajero En dos cuartillas y media, el EMP entregó la lista de los jefes de Estado y de Gobierno, diplomáticos y representantes de organismos internacionales que asistieron a la toma de posesión, repartidos en los siguientes hoteles: JW Marriot, María Isabel Sheraton, Meliá Reforma, Camino Real, Nikko México y Presidente Chapultepec El documento ofrece una cuenta total por concepto de hospedaje y alimentación y otra por gastos diversos: servicio telefónico, servicio de lavandería, pago de impuestos y misceláneos En total: 3 millones 268 mil 84722 pesos Se precisa que el EMP no cubre seguros de vida, ni de viajero a ningún visitante oficial a México, lo que sí ocurría hasta hace algunos sexenios Algunos ejemplos de los gastos desglosados que el 12 de agosto entregó el EMP: el personal de la Secretaría de Estado de Estados Unidos y de la Oficina Antidrogas, fue hospedado en el María Isabel Sheraton, y la cuenta fue por 91 mil 326 pesos; en el hotel Meliá estuvo el personal del EMP y se pagaron 41 mil 215 pesos A Fidel Castro le correspondió el hotel Presidente Chapultepec, al lado de casi todos los invitados especiales del Continente Americano Por todo el grupo se pagó un millón 75 mil pesos En el hotel Marriot se hospedaron los embajadores de Hungría, Irán, India, Ucrania, Luxemburgo, Tailandia, Trinidad y Tobago Se pagaron 251 mil 541 pesos tan sólo de hospedaje y casi 15 mil pesos por consumos diversos Total: 266 mil 461 pesos La mayoría de los invitados especiales fueron hospedados en el hotel Camino Real: los presidentes de Chile y Austria; los representantes del Banco Interamericano de Desarrollo, de la Organización Mundial del Comercio, de la Organización de Estados Americanos, Organización de Comercio y Desarrollo Económico, del Fondo Monetario Internacional; el jefe del Gabinete del secretario General de la ONU; 25 en total con todo y personal Los gastos ascendieron a un millón 61 mil pesos por hospedaje y 130 mil 512 por gastos diversos, lo que sumó un millón 192 mil pesos **** *Jacinto R Munguía es coordinador de Investigaciones y Monitoreo de Libertad de Información México AC (LIMAC) Luis Torres Albarrán forma parte del equipo de investigación

Comentarios