Sugieren salvaguardas para el trabajo periodístico

sábado, 20 de diciembre de 2003
* Proponen once puntos para evitar restricciones a medios Mérida, Yuc , 19 de diciembre (apro)- Las organizaciones de Naciones Unidas (ONU), de Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) y Estados Americanos (OEA), a través de sus mecanismos de promoción a la libertad de expresión, proponen, en once puntos, herramientas para salvaguardar la función de los medios de comunicación, evitar las restricciones a los periodistas y proteger a quienes investiguen actos de corrupción en cualquier país del mundo A través de un comunicado, enviado por la Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Yucatán, los organismos internacionales exponen la necesidad de que, en materia de regulación de medios, las autoridades públicas cuenten con salvaguardas contra cualquier interferencia, particularmente de naturaleza política o económica, que incluyan procesos transparentes de designación de sus miembros, apertura a la participación pública y que no sean controladas por ningún partido político en particular Los sistemas regulatorios deben tomar en consideración las diferencias fundamentales entre los medios de comunicación impresos, de radio y televisión, y el Internet A los medios de comunicación de radio y televisión no se les debe requerir un proceso de registro adicional al de obtención de las licencias de difusión La asignación de frecuencias radioeléctricas debe basarse en criterios democráticos y asegurar oportunidades equitativas de acceso a las mismas Cualquier regulación del Internet debe tomar en consideración las características especiales de este medio La imposición de requisitos especiales de registro a los medios impresos es innecesaria, y puede ser objeto de abuso y debe ser evitada Los sistemas de registro que abren espacio a la discrecionalidad para el rechazo de la inscripción, que imponen condiciones sustantivas especiales a los medios de comunicación impresos, o que son supervisados por cuerpos que no son independientes del gobierno, son particularmente problemáticos Las restricciones a los contenidos de los medios son problemáticas Las leyes específicas sobre los mismos no deben reproducir restricciones a los contenidos que ya están previstas en otras leyes, ya que esto es innecesario y puede ser objeto de abuso Las leyes sobre el contenido de los medios impresos que prevén sanciones cuasi-penales, como multas o suspensiones, son particularmente problemáticas Los medios de comunicación no deben ser obligados por ley a difundir mensajes de figuras políticas específicas como, por ejemplo, los presidentes En el documento también se trata el tema del desempeño de los periodistas, y señalan que a éstos no se les debe exigir licencia o estar registrados No deben existir restricciones legales en relación con quiénes pueden ejercer el periodismo Los esquemas de acreditación a periodistas sólo son apropiados si son necesarios para proveerles de acceso privilegiado a algunos lugares y/o eventos; dichos esquemas deben ser supervisados por órganos independientes, y las decisiones sobre la acreditación deben tomarse siguiendo un proceso justo y transparente, basado en criterios claros y no discriminatorios, publicados con anterioridad La acreditación nunca debe ser objeto de suspensión solamente con base en el contenido de las informaciones de un periodista En cuanto al escabroso tema de la corrupción, se expone que los trabajadores de los medios que investigan casos de corrupción o actuaciones indebidas no deben ser blanco de acoso judicial u otro tipo de hostigamiento como represalia por su trabajo Se debe impulsar a los propietarios de los medios de comunicación para que provean del apoyo apropiado a los reporteros comprometidos con el periodismo investigativo En el marco de la Campaña Mundial para la Libertad de Expresión, el relator especial sobre la Libertad de Opinión y Expresión de la ONU, Ambeyi Ligabo, Freimut Duve, representante sobre la Libertad de Prensa de la OSCE, y Eduardo Bertoni, relator especial sobre Libertad de Expresión de la OEA, condenaron los intentos de algunos gobiernos de limitar la libertad de expresión y de controlar a los medios y/o a los periodistas a través de mecanismos regulatorios carentes de independencia o que, de cualquier manera, representan una amenaza a la libertad de expresión; y destacan la importancia de proteger a radio y televisión, tanto públicos como privados, de interferencias de naturaleza política o comercial También exponen que Internet tiene una naturaleza fundamentalmente única, y destacan los serios problemas que se presentan al intentar aplicar a este nuevo medio sistemas diseñados para impresos o radio y televisión Señalan que el derecho a la libertad de expresión garantiza a todas las personas la libertad de buscar, recibir y difundir información a través de cualquier medio y que, como consecuencia de ello, los intentos de limitar el acceso al ejercicio del periodismo son ilegítimos; y resaltan el papel de control que desempeñan los medios y su importancia para la democracia y para la sociedad El acuerdo, según dice el documento, se tomó luego de las discusiones virtuales de estos temas, y reafirma las declaraciones conjuntas del 26 de noviembre de 1999, del 30 de noviembre de 2000, del 20 de noviembre del 2001 y del 10 de diciembre del 2002; la declaración refleja el compromiso de la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos de adoptar un mecanismo regional de promoción del derecho a la libertad de expresión, y observando la necesidad de contar con mecanismos especializados para promover la libertad de expresión en todas las regiones del mundo

Comentarios