En defensa de los condenados

lunes, 22 de diciembre de 2003
México, D F, 22 de diciembre (apro-cimac)- Cuatro mexicanos de los 54 condenados en Estados Unidos, se libraron de la pena de muerte; para los demás su vida depende de las negociaciones y oficios del personal del servicio exterior mexicano ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya Por lo pronto, las ejecuciones fueron suspendidas Inevitable el comentario del inoportuno despido del embajador para los Países Bajos, Santiago Oñate, quien a lo largo de su gestión ha instrumentado los argumentos para la defensa de nuestros connacionales y conoce el caso por academia, estudio y compromiso Sin embargo, dejará La Haya el 31 de diciembre, por razones imputables a la voluntad del canciller Derbez Por desgracia no se trata de un despido más, conlleva la responsabilidad de la vida de mexicanos que no contaron con asesoría consular y a quienes en mayor o menor grado se violaron sus derechos y los acuerdos tomados en la Convención de Viena La defensoría debiera ser prioridad y hasta emergencia nacional, si me apuran En muchos de los casos pudiera haber una verdadera discriminación y cierta saña en contra de los que son indocumentados Se presume que algunos se declararon culpables bajo coacción No olvidemos el obstáculo del idioma para la plena comprensión del inculpado Estados Unidos es un país de inmigrantes, no hay nadie que no lo sea o no descienda de ellos, con excepción de los pocos indígenas que quedan La vocación de México en materia de justicia no topa, como bien sabemos, con la pena de muerte La intervención y súplicas de parte del gobierno mexicano e incluso, directamente del presidente Fox, han dado con la rigidez y negación de gobernadores y del propio Bush en cuanto a condonar la muerte por cadena perpetua De ahí que el esfuerzo en La Haya sea trascendental y de salir favorable, marque una línea ante la impunidad, arbitrariedad y violación de los derechos de los reos extranjeros en Estados Unidos Los argumentos se expondrán durante los siguientes días Esperamos que la atención mundial no pierda el interés y sirva de instrumento de reflexión para Estados Unidos Aunque se trata de una corte que decidirá conforme a la ley México cuenta al menos con dos simpatizantes entre los 16 jueces, Bernardo Sepúlveda, excanciller mexicano, y el alemán Bruno Simma Los mexicanos hacen vida del otro lado, se reproducen cada vez más y si delinquen no podemos evitar las cárceles, ni pretendemos evadir el castigo, pero podemos exigir que se cumplan los tratados signados y que impere la justicia sobre todo prejuicio y dolo

Comentarios