Análisis político: La pobreza

miércoles, 24 de diciembre de 2003
Hace unas semanas, la Secretaría de Desarrollo Social presentó una encuesta levantada por la empresa Bimsa, que sus autores titularon con una frase sugestiva: Lo que dicen los pobres El propósito de la encuesta era identificar el sentir de los pobres, la percepción que tienen ellos mismos de su condición, con el objeto de incluir sus demandas en el diseño de los programas de la Secretaría La encuesta fue levantada en 49 municipios ubicados en zonas rurales y urbanas de 25 estados del país Ahí fueron hechas entrevistas en 3 mil hogares, todos ellos considerados pobres Éstos son algunos de los resultados, según los reprodujo después un estudio de la Carta de nexos ¿Qué es ser pobre? La pregunta, huelga decir, no es fácil de responder, pues la pobreza sólo puede ser entendida dentro de un contexto sociocultural Los indios no contactados de Borneo, Amazonas o Papúa Nueva Guinea, por ejemplo, que viven semidesnudos, dedicados a la caza y la recolección, ¿son pobres? Los antiguos griegos, que habitaban casas de lodo con pisos de tierra, que se alimentaban de queso, nueces, aceitunas y muy pocas otras cosas más, ¿eran pobres? En nuestra sociedad, desde luego, las cosas son más claras De acuerdo con la encuesta de Bimsa, un 34% de los entrevistados -su respuesta es sobrecogedora- señaló que ser pobre significa "no tener para comer" Otro 34% respondió que ser pobre significa "no tener para salir adelante" Un 23% más, en fin, contestó que ser pobre significa "no tener casa, empleo ni educación" ¿Por qué hay pobres? Es una pregunta todavía más compleja que la precedente Las respuestas resultaron, por supuesto, muy variadas El 19% hace responsables a las propias víctimas de su condición: opina, extrañamente, que los pobres son pobres porque no trabajan El 15%, en cambio, señala, previsiblemente, que los pobres son pobres por culpa del gobierno El resto responde con fatalismo ¿Por qué hay pobres? "Porque ésa es la voluntad de Dios" (13%) "Porque en el mundo siempre hay pobres" (14%) "Por mala suerte" (8%) El estudio proporciona datos adicionales sobre temas más concretos, como la situación de la mujer Casi la mitad de los entrevistados (44%) coincide en afirmar que la situación de la mujer es peor que la del hombre -por tener que cuidar a los hijos, por gozar de menores posibilidades de progreso, por el machismo y la discriminación sexual En 2002 fue creado el Comité Técnico de Medición de la Pobreza La metodología propuesta por el Comité, como sabemos, divide a los pobres en tres categorías: i) la pobreza alimentaria (que sufren las personas cuyo ingreso no les permite satisfacer sus necesidades de alimentación), ii) la pobreza de capacidades (que padecen las personas cuyo ingreso no les permite acceder a la salud y la educación), y iii) la pobreza de patrimonio (que tienen que soportar las personas cuyo ingreso no les permite satisfacer sus necesidades de vestido, vivienda, transporte y otros bienes y servicios) Con este criterio, a partir del censo del INEGI de 2000, la Secretaría de Desarrollo concluyó que había 537 millones de pobres en México Son muchos: más de la mitad de la población en el país Están divididos en tres grupos Hay 24 millones -son los más pobres entre los pobres- que sufren de pobreza alimentaria, pobreza de capacidades y pobreza de patrimonio Hay 7 millones -son muy pobres- que sufren de pobreza de capacidades y pobreza de patrimonio Hay, finalmente, 227 millones de personas que sufren de pobreza de patrimonio, aunque no de las demás Total: 537 millones de pobres en alguna de sus tres versiones Son muchos los obstáculos que enfrentamos para combatir la pobreza en México El estancamiento, el inmovilismo, la mala calidad de nuestra educación También uno menos visible: la idealización de la pobreza La pobreza es una experiencia que no ennoblece ni purifica, que a menudo degrada Por eso es dañina su idealización, común en el discurso de todos los demagogos Ser pobre no es una cualidad; es algo que le puede suceder a uno No es fácil, para quien la sufre, vencerla, pues la pobreza está determinada por factores no sólo materiales, sino culturales La cultura de la pobreza, en efecto, es conservadora, depredadora, ignorante, improvisadora, adversa al cambio y a la innovación Los pobres no son moralmente peores ni mejores que los ricos: son iguales Muchos que son pobres explotan, si pueden, a los que son más pobres Así sucede, por ejemplo, en el sur de Chiapas, donde los campesinos mexicanos, que son pobres, explotan a los campesinos guatemaltecos, que son más pobres Les pagan una miseria por el trabajo infernal que significa desmontar la selva: 20 pesos diarios Cuando lo supe, por boca de un ejidatario que había salido de la sierra de Guerrero años atrás a causa de la represión, recordé la frase de Cioran: "Hay que estar con los oprimidos, sin olvidar que están hechos de la misma pasta que sus opresores"

Comentarios