Análisis Político: Madrazo y Chuayffet, criaturas de Hank

viernes, 5 de diciembre de 2003
México, D F, 4 de diciembre (apro)- Hijos políticos de Carlos Hank González desde la década de los sesenta, hermanados por las enseñanzas de la indecencia, Roberto Madrazo y Emilio Chuayffet estelarizan una nueva alianza perversa, como la que concretó y de la que fue víctima Elba Esther Gordillo De por medio nada menos que el poder, que Hank ejerció hasta su muerte, Madrazo y Chuayffet lograron tronar a Gordillo hasta la humillación, con lo que inicia otro episodio que confrontará, inevitablemente, a ambos hacia el 2006 Pero por ahora Madrazo y Chuayffet tuvieron tal éxito, que hasta el beligerante priismo del Estado de México, tan antirrobertista en la voz de Arturo Montiel, ha guardado silencio, en espera de reanudar hostilidades por la candidatura presidencial Así es la política en el PRI y así son los políticos de ese partido Efectivamente, se eliminó a una adversaria interna por la candidatura presidencial, Gordillo, y apareció otro, Chuayffet De manera que el espectáculo seguirá, porque la nueva alianza volverá a romperse Conocidos en la política desde jóvenes, Madrazo y Chuayffet adquirieron las enseñanzas del “Profesor” cuando apenas llegaba al gobierno del Estado de México, en 1969 Desde ese año, cuando su padre –Carlos Alberto Madrazo-- murió en un accidente jamás esclarecido, Roberto Madrazo se convirtió en alumno de Hank Y Chuayffet también, quien era delegado del PRI en el estado Mientras Madrazo era guiado por Hank y Manuel Gurría Ordóñez, actualmente delegado del PRI en Puebla, Chuayffet seguía haciendo política en el Estado de México bajo la batuta del “Profesor” A tal punto que ambos trabajaron en el Distrito Federal durante la regencia de Hank: Chuayffet, a los 25 años, fue subdelegado en Benito Juárez, y Madrazo asesor primero y luego delegado en Magdalena Contreras A la sombra de Hank, Chuayffet se convirtió en alcalde de Toluca y luego titular de Educación estatal en el gobierno de Alfredo del Mazo, su ahora compañero diputado, y con Mario Ramón Beteta fue secretario de Gobierno Con Carlos Salinas, a recomendación de Hank, fue director del Instituto Federal del Consumidor, donde duró apenas un año, para luego hacerse cargo de la dirección del Instituto Federal Electoral (IFE), que fraguó la recuperación electoral priista de 1991 Dos años después, con su firma en las credenciales de elector, ganó los comicios del Estado de México Y una vez que dejó a su alfil, el actual senador Oscar Camacho Quiroz, regresó a la política nacional como secretario de Gobernación para proteger a su viejo conocido, Madrazo, quien en 1995 afrontaba un escándalo por su despilfarro de 241 millones de pesos en su campaña del año anterior Madrazo había sido aconsejado por Hank, en enero de ese año, de no aceptar renunciar al gobierno de Tabasco, que implicó una rebelión de priistas contra Ernesto Zedillo y su secretario de Gobernación, Esteban Moctezuma, cuyo sucesor, Chuayffet, fue precisamente quien le garantizó impunidad Ambos convergieron en confrontar a dos adversarios muy vigentes: el jefe de Gobierno del Distrito Federal (GDF), Andrés Manuel López Obrador, que mantenía su confrontación con Madrazo, y Santiago Creel, actual secretario de Gobernación, en ese momento prospecto para dirigir el IFE y finalmente vetado En 1997 compartieron también malas artes, como Hank: Madrazo urdía su aspiración presidencial con dinero del presupuesto de Tabasco, y Chuayffet el golpismo en la Cámara de Diputados, cuando el PRI perdió la mayoría y se negaba a reconocerlo El fin de Chuayffet llegó con la matanza de Acteal, en diciembre de ese año, mientras que el de Madrazo llegó con la pérdida de la contienda interna por la Presidencia de la República, en 1999 Ambos esperaron y, a su manera, volvieron a hacerse del poder, al menos en el PRI: Madrazo mediante su alianza con Gordillo y, liquidada ésta, Chuayffet como coordinador del grupo parlamentario en la Cámara de Diputados Muerto Hank, en agosto del 2001, las enseñanzas del “Profesor” prevalecen Ahora Madrazo y Chuayffet tienen el poder tras deponer a Gordillo de la coordinación de los diputados priistas Ya vendrán las batallas entre ellos por la candidatura presidencial Lo que sigue, sin embargo, será la furia de la “Maestra” Y el primer efecto podrá verse el domingo en las elecciones de Colima, donde la fuerza del magisterio, donde ella manda, será determinante Si pierde el PRI, Madrazo y Chuayffet sabrán que la venganza existe Comentarios: delgado@procesocommx

Comentarios