Nueva epístola para recién casados en Guadalajara

sábado, 6 de diciembre de 2003
La de Melchor Ocampo, obsoleta por exigir sumisión a la mujer Guadalajara, Jal , 5 de diciembre (apro)- Cinco parejas que se unieron en matrimonio civil el viernes, se prometieron amor y respeto mutuos, pero bajo un nuevo esquema, el de la igualdad, según reza la carta que aquí suplirá desde ahora a la vieja epístola Melchor Ocampo que hablaba de sumisión de la mujer hacia el hombre Estos nuevos esposos casados por el oficial del Registro Civil de Guadalajara, se convirtieron así en los primeros en todos los municipios del estado, en escuchar: "los dos deben esforzarse para construir el sustento social y económico para el hogar; deberán procurar siempre la equidad de ambos como hombre y como mujer" Ya no se leyó aquel escrito de Ocampo que data nada menos que desde hace cerca de siglo y medio: "La mujer, cuyas principales dotes son la abnegación, la belleza, la compasión, la perspicacia y la ternura, debe dar, y dará al marido, obediencia, agrado, asistencia, consuelo y consejo, tratándolo siempre con la veneración que se debe a la persona que nos apoya y defiende y con la delicadeza de quien no quiere exasperar la parte brusca, irritable y dura de sí mismo, propia de su carácter" Por considerar que la famosa epístola de Melchor Ocampo no encajaba ya en nuestro tiempo al imponerle a la mujer total sumisión al hombre, por iniciativa de la regidora de Equidad y Género del Ayuntamiento de Guadalajara, Ana Estela Durán, se cambió el sentido del mensaje con la ayuda de diferentes expertos en la materia y así se inscribió una carta diferente, sobre todo, que tiende a la búsqueda de la igualdad entre hombre y mujer De tiempo atrás, movimientos feministas y otras organizaciones habían demandado el cambio del concepto de un matrimonio de sumisión, por parte del lado femenino hacia el masculino, a fin de encontrar igualdad entre ambos Según el oficial del Registro Civil de Guadalajara y de la propia Ana Estela Durán, se busca con esto que los matrimonios vivan con mayor armonía y sin violencia para que así disminuya el número de separaciones y divorcios

Comentarios