Se ampara el Chiro Galeana, represor de los setenta

sábado, 6 de diciembre de 2003
Detuvo, entre otros, al profesor Jacob Nájera, durante la “guerra sucia” Acapulco, Gro , 5 de diciembre (apro)- El juzgado tercero de distrito del XXI circuito dio entrada a la solicitud de amparo de Isidro Galeana Abarca, implicado por la Fiscalía Especial para Movimientos Sociales Políticos del Pasado (Femospp) en la guerra sucia de los setenta En lo que resta del año, el personal de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI), adscrito a la fiscalía encabezada por Ignacio Carrillo Prieto, no podrán detenerlo Identificado por activistas y presos políticos arrestados por él, Galeana Abarca tiene contra sí una orden de aprehensión librada por la juez cuarto de distrito, María del Carmen del Razo, el 26 de noviembre anterior, un día después que la Femospp consignó el caso De acuerdo con señalamientos de la familia de Jacob Nájera Hernández, Isidro Galeana detuvo en su domicilio, en San Jerónimo, al profesor normalista, compañero de Lucio Cabañas Barrientos en la Normal de Ayotzinapa y miembro del Partido Comunista Mexicano (PCM) La mujer del profesor Nájera, Celia Piedra, declaró también a la Femospp que fue Galeana Abarca, entonces comandante de la Policía Judicial del estado al mando de Wilfrido Castro Contreras, quien le señaló que una vez que arrestó a Nájera, lo entregó a un retén militar en las inmediaciones de Atoyac A casi treinta años de los hechos, el hermano del desaparecido, Andrés Nájera, representante de Eureka en Guerrero, destacó que en el interrogatorio que la Femospp hizo a Galeana, éste niega cualquier vínculo con el caso La determinación de la Suprema Corte de Justicia en la privación ilegal de la libertad de Jesús Piedra Ibarra, permitió, dijo el fiscal el 26 de noviembre, interponer la queja en Guerrero, y abriría el paso a más consignaciones A partir de que la orden fue obsequiada, se especuló que Galeana sería inmediatamente detenido, dado que el fiscal Ignacio Carrillo Prieto, que estuvo el 25, 26 y 27 de noviembre en Acapulco, llevaba personal de la AFI asignado para hacer efectiva la aprehensión Sin embargo, hasta ahora el argumento de la AFI es que Galeana no ha sido localizado, pese a que hace cinco meses fue interrogado por personal de la Femospp en su domicilio, ubicado en la popular colonia Progreso, aquí en el puerto, y es conocido que tiene una casa en El Carrizal, municipio de Coyuca de Benítez, a unos 40 minutos de Acapulco Para el abogado de Galeana, Roberto Vázquez Cruz, la acusación contra su cliente está infundada, porque la orden fue liberada por un juez federal, “siendo que el delito que se le imputa era considerado del orden común en el tiempo en que ocurrió, y ya prescribió” El acuerdo del juzgado tercero se dio el 4 de diciembre anterior, es el número 45 y tiene el expediente 1313/2003 En la lista de acuerdos de dicho juzgado, se advierte que fue en la víspera cuando Galeana Abarca solicitó el amparo de la justicia federal El juzgado tercero dio 72 horas a su similar de la causa, a fin de que proporcione una copia de la averiguación previa y, en un plazo de 10 a 15 días hábiles, se realizará una audiencia constitucional, en la que la defensa del inculpado presentará probanzas de inocencia y, hasta entonces, el juez tercero determinará si la justicia federal protege a Galeana Abarca Por lo pronto, debido a este trámite, Galeana no podrá ser detenido hasta que termine el procedimiento, muy probablemente en enero del 2004 En tanto, Hilda Navarrete Gorjón, directora del Centro de Derechos Humanos de Coyuca de Benítez, La voz de los sin voz, informó que buscará el apoyo de Human Rights Watch, para solicitar el arraigo de Galeana Abarca Navarrete Gorjón y su familia fueron también víctimas de arbitrariedades de Mario Arturo Acosta Chaparro y miembros del Ejército Mexicano en los setenta, de ahí su interés en que se esclarezcan los crímenes cometidos durante la guerra sucia “Vamos a pedir a Daniel Wilkinson, de Human Rights Watch, que intervengan para presionar al gobierno mexicano y se arraigue al Chiro Galeana (como se le conoce al excomandante); no es posible que en otros casos se pida arraigo y ahora dejaron que esta persona tuviera el tiempo suficiente para evadir la justicia” Navarrete Gorjón destacó que espera que a su solicitud se sumen otras organizaciones no gubernamentales y, sobre todo, que “el gobierno de Vicente Fox actúe, y no permita que el Chiro no sólo evada la justicia, sino que salga del país, y con él valiosísima información sobre el paradero de cientos de desaparecidos de Guerrero”

Comentarios