Argentina: 20 años de democracia, con una gran deuda social

domingo, 7 de diciembre de 2003
La situación económica, política y social de Argentina, en veinte años, ha dejado “una degradación social terrible”, luego de que se implementó en esa nación latinoamericana “un sistema económico dominante en el mundo”, reconoció el coordinador técnico del proyecto socioambiental Pereira, Gustavo Benech En entrevista publicada por Proceso en su edición de este domingo 7 de diciembre, dijo que dicha democracia sometió al país a una gran deuda social, por lo que se hizo necesaria una depuración política que, a pesar de su aplicación, deja una sensación de que en Argentina “ya no se puede creer en los milagros” Del mismo modo, el economista Eduardo Curia habla a este semanario de la actual situación política y social de Argentina En otra entrevista publicada en este semanario, califica a los noventa como “una época tenebrosa” encabezada por el “superministro” del ramo, Domingo Cavallo Así mismo, Hebe de Bonafini, presidenta de las Madres de la Plaza de Mayo, hace para Proceso un análisis de los presidentes que ha tenido Argentina Menem vendió el país, y Fernando De la Rúa, remató esa vendimia, sostiene Relata cómo lo anterior desató la crisis política y social más reciente en esa nación “El país estalló”, luego que Cavallo decretó la confiscación de los ahorros de millones de argentinos, enfatizó la activista Gracias a esto, la clase media tomó la ciudad, caserola en mano, hasta derrocar al gobierno, comenta Bonafini destaca, para Proceso en su edición de este domingo 7 de diciembre, que a pesar de que cinco presidentes desfilaron por la Casa Rosada en diez días, hasta Néstor Kichner --quien goza de una aprobación de 80 por ciento entre la población argentina--, ese país todavía “enfrenta una seria crisis económica, altísimos niveles de pobreza y un aumento de las movilizaciones ‘piqueteras’ que están poniendo en jaque a su gobierno”

Comentarios