Comienza a operar comisión anticastrista en EU

martes, 9 de diciembre de 2003
* Powell encabeza mecanismos de presión contra Cuba Washington, 8 de diciembre (apro) - Con la reiterada promesa de acabar con el gobierno de Fidel Castro, en la Casa Blanca la presidencia de George W Bush dio inicio a las sesiones de la llamada "Comisión de Asistencia para Liberar a Cuba", con la finalidad de encontrar los mejores mecanismos para ponerle fin al régimen castrista que está al frente del gobierno de la isla caribeña desde 1959 Encabezados por Colin Powell, secretario de Estado, varios funcionarios estadunidenses se reunieron para discernir las mejores ideas para triunfar sobre el gobierno de Cuba, después de varias décadas de fracasos Por escrito, la Casa Blanca anunció la instalación de la comisión, creada por orden y decreto presidencial del 10 de octubre de 2003, la cual se reunió por primera vez el 5 de diciembre "La política de Estados Unidos hacia Cuba es clara, llevar a La Habana de una transición pacifica a una democracia representativa y con una economía de libre mercado, para así ponerle fin a décadas de dictadura opresiva El presidente creó esta comisión para enfocar a Washington en sus esfuerzos por lograr este objetivo", apuntó la Casa Blanca Powell orquestó el primer encuentro de la comisión, en la que participaron también Mel Martínez (cubano), secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano; Don Evans, de Comercio; Tom Ridge, de Seguridad Interna, y Condoleezza Rice, jefa del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca La comisión, para cumplir con su cometido, deberá "definir mecanismos adicionales con los que Estados Unidos pueda ayudar al pueblo cubano a dar por terminado, de forma expedita, al régimen de Castro” También debe considerar qué tipo de requerimientos Washington tiene que cumplir para apoyar la era poscastrista El 1 de mayo de 2004, Powell y sus colegas tendrán que presentar a Bush un reporte inicial con sus recomendaciones para un programa efectivo de asistencia al pueblo cubano, con el que Estados Unidos pretende cumplir las metas siguientes: el fin de Castro a través de métodos pacíficos, establecer instituciones democráticas, el respeto a los derechos humanos y el cumplimiento de la ley, así como crear instituciones para la liberalización económica, la modernización de la infraestructura y cumplir con las necesidades básicas del área de salud, educación, vivienda y servicios humanos Casi todas las secretarías y agencias del gobierno federal estadunidense participan en la comisión que, según la Casa Blanca, esta vez sí tendrá éxito en acabar con el gobierno de Fidel Castro

Comentarios