Hussein y la OTAN ponen a Bush entre la espada y la pared

lunes, 10 de febrero de 2003
Washington - Una inesperada acción de Saddam Hussein y la posición pacifica de Francia, Alemania y Bélgica dentro de la OTAN, pusieron entre la espada y la pared al presidente de los Estados Unidos, George W Bush, que mantiene la amenaza de iniciar otra guerra contra Irak "Estoy decepcionado de que Francia haya bloqueado la ayuda para preparar a un país como Turquía, no puedo entender esa decisión, afecta a la alianza de una forma negativa",dijo Bush en reacción al golpe que le asestó la OTAN a sus intenciones de guerra durante su reunión con Joh Howard, primer ministro de Australia y uno de sus pocos aliados contra Irak "Tomo con una seriedad increíble mis compromisos con las tropas, pero si necesitáramos usar a las tropas por el bien del futuro de las generaciones estadunidenses, las tropas actuarán bajo las tradiciones honorables y morales de nuestras fuerzas armadas, y trataremos de separar las vidas inocentes", había dicho Bush unas horas antes en Tennessee, ante una asociación religiosa Ante la inminente amenaza de la guerra y por la fuerte presión de algunos países por preservar la paz, sorprendentemente Hussein envió una carta a la Comisión de Inspección, Monitoreo y Verificación de las Naciones Unidas (UNMOVIC), aceptando que usen los aviones espía de Estados Unidos, los U-2, para que puedan realizar inspecciones en las zonas de exclusión aérea en el norte y sur de Irak, en la búsqueda de los presunto arsenales biológicos, químicos y nucleares, que Washington asegura mantiene escondidos La cordura y defensa de la paz que abrazan Francia, Alemania y Bélgica, evitaron que la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), aprobara el pedido de Turquía, auspiciada por Estados Unidos, de invocar al Capitulo IV de la organización, para que los19 países de la alianza bélica occidental, le proporcionaran asistencia militar para defenderse de un presunto ataque por parte de Irak en un eventual escenario de guerra El poder de veto de Francia, Alemania y Bélgica, causó la furia del gobierno de Bush porque por primer ocasión en sus 54 años de historia, la OTAN no pudo actuar en consenso como en otras ocasiones, ante los caprichos bélicos de Washington "Espero que ahora la OTAN se dé cuenta de que tienen la obligación de asistir a un país miembro que pide ayuda Y esperamos que el Capitulo IV pueda producir una solución con la cual podamos garantizar el no poner en riesgo a Turquía", fue la simple reacción de Colin Powell, secretario de Estado de Bush La comunidad internacional no quedó convencida con las supuestas evidencias del armamentismo y amenaza terrorista que presentó Powell el miércoles 5 febrero al Consejo de Seguridad, contra el régimen de Irak La comunidad internacional no quiere la guerra Estados Unidos y Gran Bretaña, su principal aliado para el caso Hussien, se están quedando solos en el terreno bélico Bush, quien habló en Tennessee, ya conociendo la negativa a Turquía, hizo caso omiso de esta acción que también tiene el respaldo de Rusia y China, países con membresía permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU "Es desafortunado, creo que es un error", dijo totalmente desconcertado el Secretario de Defensa, Donald Rumsfeld Ante la decisión de Hussein y la profunda división de la OTAN, Bush endureció su tono belicoso en claro desafió; "el verdadero enemigo iraquí, Saddam Hussein, tiene una estrategia diferente En violación con la Convención de Ginebra, Saddam Hussein está posicionando a sus fuerzas militares entre las poblaciones civiles para escudar a sus militares y acusar a la coalición de fuerzas por la pérdida de vidas que ha causado" La Casa Blanca no quita el dedo del renglón sobre la posibilidad de actuar de manera unilateral para atacar a Irak, Scott McClellan, segundo vocero de la Casa Blanca, dijo que Estados Unidos respalda al pedido de Turquía y espera que la OTAN cambie su posición a más tardar la próxima semana Washington se está quedando sin pretextos para lanzar su guerra contra Irak con el fin de eliminar a Hussein: para Bush, el gobierno iraquí está en "violación grave" con la resolución 1441 que aprobó el Consejo de Seguridad el 8 de noviembre de 2002 Hans Blix, jefe de UNMOVIC y Mohamed ElBaradei, director de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), presentarán al Consejo de Seguridad el viernes 14 de febrero su segundo reporte con los resultados de las investigaciones que realizan en Irak La esperanza de Bush es que Blix y ElBaradei presenten la más mínima acusación contra Irak para fortalecer su pedido a la guerra través de una eventual segunda resolución Hasta ahora, 11 de los 15 países miembros del Consejo de Seguridad quieren que se dé más tiempo a UNMOVIC y a la AIEA para que investiguen en Irak y que se agoten los mecanismos pacíficos Francia, Rusia, China y Alemania que están entre los 15 del Consejo de Seguridad, propondrán el envió de más inspectores y de los cascos azules de la ONU (tropas de paz) para garantizar una mayor efectividad y transparencia en las investigaciones en Irak Sin embargo, el pronóstico apunta a la oposición de Estados Unidos y Gran Bretaña, más ahora que han acelerado el despliegue de tropas a la región del Golfo Pérsico que según algunos expertos en materia militar y diplomática, sólo esperan la orden de ataque para invadir a Irak, la cual podría darse en cualquier momento después que termine este mes de febrero 10/02/03

Comentarios