Propaga Bush el factor del miedo para ganar apoyo a la guerra

martes, 11 de febrero de 2003
* Piden la CIA y el FBI a los estadunidenses "estar preparados" y almacenar víveres Washington - Ante la creciente oposición en Europa a sus deseos de iniciar otra guerra con Irak, George W Bush optó por propagar el miedo entre los estadunidenses para así conseguir el respaldo interno que necesita para justificar, al menos ante su nación, la política unilateral que quiere instrumentar para acabar con el régimen de Saddam Hussein Justo cuando la Casa Blanca, el Departamento de Estado, de Seguridad Doméstica, la CIA y el FBI, se dedicaron a impregnar el miedo entre los estadunidenses, la televisora árabe Al-Jazeera, transmitió una supuesta audio-grabación de Osama bin-Laden, en la cual el líder de Al-Qaeda, exhorta al mundo musulmán y en particular a la población de Irak, a no dejarse vencer por la fuerza militar de Estados Unidos y a unirse para atacar a los infieles y diabólicos "Tenemos que destacar la importancia de las operaciones martiristas contra el enemigo", dijo Bin-Laden en referencia a los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 a Nueva York y Washington; de acuerdo a la traducción de árabe a ingles que hicieron las televisoras estadunidenses "Estos ataques espantaron como nunca a los estadunidenses e israelitas", agrega Frente a las constantes críticas de la comunidad internacional, y en especial Francia, Alemania, Bélgica, China y Rusia, desde la semana pasada el gobierno de Bush decidió echar mano del factor del miedo para evitar un contagio interno que resultara en rechazar la guerra contra Irak En el Capitolio, el Secretario de Estado, Colin Powell, antes de que se transmitiera la audio-grabación de Bin-Laden, que Washington presuntamente ya tenía en su poder, calificó el contenido de la cinta como "una evidencia" más de la relación que existe entre Hussein y las redes terroristas Sin embargo, no está claro cómo Estados Unidos comprobará la presunta relación Hussein-Bin-Laden, tomando en cuenta que el presunto terrorista saudita nunca declara que tenga relación directa con el presidente iraquí Bin-Laden pide al mundo musulmán unirse a la lucha contra Estados Unidos, pero Washington ve el exhorto dirigido en primer lugar al pueblo iraquí, bajo su lupa bélica y con otra perspectiva Como si no fuera suficiente, el presunto pedido de Bin-Laden, cuya autenticidad la Casa Blanca indicó es "muy pronto para definirse", los de por sí ya espantados estadunidenses recibieron recomendaciones aterradoras por parte de la CIA y el FBI, que ante cualquier circunstancia hacen pensar que es Estados Unidos y no Irak, el país que está a punto de ser atacado George Tenet, directo de la CIA, y Robert Mueller, del FBI, se presentaron a un comité legislativo para asegurar que es "altamente necesario que se tomen medidas preventivas" frente a la posibilidad de que se den ataques terroristas, pero ahora con armas químicas Como si estuvieran bajo un estado de guerra, la CIA y el FBI pidieron a los estadunidenses "estar preparados" y almacenar víveres en sus casas porque se respira un aire terrorista; pese a que ha sido descartada la posibilidad de que Hussein ordene un ataque con armas químicas y biológicas porque está comprobado que no tiene la capacidad tecnológica y bélica para hacerlo La recomendación general, sobre todo a las personas que viven en Washington, D C, Virginia, Maryland, Nueva York, Boston, Los Ángeles, San Francisco y Chicago; es que se designe en las casas una habitación como escondite en el evento de un ataque, agua y alimentos suficientes como para tres días, cinta adhesiva industrial, tijeras, hojas de plástico para sellar puertas y ventanas, sabanas y cobijas, navajas, abrelatas, lámparas de baterías, radios de baterías y de ser posible máscaras antigas o mascarillas para trabajo industrial A nivel internacional ha fracasado la estrategia de descrédito a Hussein y la del miedo, pero internamente Bush se está anotando más aciertos, de acuerdo a la última encuesta del periódico The Washington Post y la cadena de televisión ABC, el 68 por ciento de los estadunidenses apoya la idea de iniciar una guerra contra Irak para acabar con la amenaza terrorista de Saddam Hussein, 7 de cada 10 estadunidenses quiere que se dé aún sin la aprobación del Consejo de Seguridad de la ONU; de manera unilateral, y para colmo Bush está aprobado como presidente por el 64 por ciento Le ha dado resultado propagar el miedo 11/02/03

Comentarios