Viotran se deslinda de compra de propiedad intelectual de la guadalupana

martes, 11 de febrero de 2003
*La empresa reaccionó de inmediato a un reportaje publicado por la revista Proceso México, D F, (apro)- A un día de que se reveló en el semanario Proceso el contrato secreto mediante el cual la Basílica vendió en “exclusividad” a la empresa estadunidense Viotran sus “derechos de propiedad” sobre la imagen de la virgen de Guadalupe, las oficinas centrales de esa empresa, ubicadas en Orlando, Florida, se deslindaron totalmente de María Teresa Herrera Fedyk, quien, el 31 de marzo de 2002, compró en 125 millones de dólares la “propiedad intelectual” de la guadalupana a nombre de esa empresa para explotarla mundialmente por cinco años “En este momento, nosotros no tenemos nada que ver con la señora Herrera Fedyk Ella ya no es nuestra representante en México”, afirmó a Apro la administradora general de Viotran, Maricela Acevedo --Pero Herrera Fedyk firmó a nombre de Viotran el contrato de compra-venta --Así es Ella compró a nuestro nombre la imagen de la Guadalupana, en marzo del año pasado Pero a partir de su salida de la empresa, Viotran ya nada tiene que ver con ese contrato --¿Cómo se deslindan de un contrato, solo porque el representante que lo firmó ya no trabaja con ustedes? --No quiero comentar sobre este punto Sólo aclaro que Viotran ya nada tiene que ver en el asunto Hable con la señora Herrera Fedyk Ella le puede explicar mejor que nosotros --¿Desde cuándo ella no trabaja con ustedes? --Ella dejó de representarnos aproximadamente en junio del año pasado Unos tres meses después de que se firmó el convenio Entrevistada telefónicamente, en Orlando, la ejecutiva de la trasnacional agrega que Herrera Fedyk continúa manteniendo su relación comercial con la Basílica de Guadalupe, que fue la asociación religiosa que vendió a Viotran los derechos de la guadalupana “Sabemos que ella continúa en sus negocios con la basílica Nosotros estamos desligados Es todo lo que le puedo decir”, concluyó Maricela Acevedo Sin embargo, en el contrato se estipula claramente que la parte compradora es “Viotran LLC (de Orlando Florida) y Viotran México, SA de CV, representadas por la señora María Teresa Herrera Fedyk, en su carácter de representante legal” Dado a conocer en el actual número de la revista Proceso, el contrato estipula que la Basílica de Guadalupe vende en 125 millones de dólares los “derechos de propiedad” de la guadalupana Y agrega que Viotran es la única empresa que puede comercializar, mundialmente y por un período de cinco años, no sólo la imagen guadalupana, sino también la de san Juan Diego y el logotipo de la última visita del Papa Juan Pablo II a México De esta manera –prosigue el documento--, solo Viotran tiene la “exclusividad” para usar la imagen de la virgen en cualquier tipo de artículos que quiera comercializar: carteles, llaveros, estampas, velas, veladoras, relojes, tarjetas telefónicas, chamarras, objetos de oro y plata, etc Por su parte, la basílica se comprometió a que cada artículo religioso contará con una “bendición especial” del arzobispo primado de México, Norberto Rivera Carrera, o de monseñor Diego Monroy Ponce, rector de la basílica y quien firmó el contrato a nombre de ésta Hasta el momento, tanto el rector Monroy como Herrera Fedyk se han negado a dar entrevistas, para que aclaren, entre otras cosas, la relación actual entre Viotran y la Basílica 10/02/03

Comentarios