Acusa ONG a Murat de violar la Constitución

viernes, 14 de febrero de 2003
Oaxaca, Oax (apro)- El Centro de Derechos Humanos “Tepeyac”, de la Diócesis de Tehuantepec, acusó a los poderes Ejecutivo y Judicial de Oaxaca de violar la Constitución Política, la Ley de Derechos de los Pueblos y Comunidades Indígenas del estado y el Convenio 169 de la OIT, al ordenar la detención de nueve indígenas, a quienes torturaron y aprehendieron sin mediar de por medio ninguna orden de aprehensión y sin contar con un traductor El organismo dijo que pese a que en el escenario político nacional el gobernador José Murat Casab y el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Raúl Bolaños Cacho, se han manifestado por el respeto a los derechos de los indígenas, en los hechos avalan la violación sistemática del sistema de usos y costumbres a través de componendas electorales Por lo anterior, concluyó que los detenidos Edmundo Espinosa Guzmán, Santiago Guzmán Pacheco, Leopoldo Alvarez Díaz, Miguel Alvarez Gasga, Amado Castro López, Hilario Castro Guzmán, Seferino Velásquez Rueda y Emiliano Morales Gasga son “presos de conciencia” porque derivaron de un conflicto electoral donde se violó el sistema tradicional de usos y costumbres en Guevea de Humboldt Todas estas irregularidades, dijo el organismo, confirma que el Poder Judicial y el Poder Ejecutivo han desvirtuado la investigación, y fabricando culpables, como es el caso de los procesados Así mismo, cuestionó la función de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, organismo descentralizado, con personalidad jurídica y patrimonio propio, “que tiene por objeto esencial la protección, observancia, promoción, estudio y divulgación de los derechos humanos previstos por el orden jurídico mexicano, sin embargo, lo que ha demostrado es su ineficacia y subordinación al gobierno en turno” Por lo tanto, lamentó que en una entidad mayoritariamente indígena, la Ley de Derechos de los Pueblos y Comunidades Indígenas, la cual presume el gobierno estatal como de avanzada, sea letra muerta por inoperante En cuanto a la actuación de la Procuraduría para la Defensa del Indígena y de la Secretaría de Asuntos Indígenas, dijo que ha dejado mucho que desear, porque en su discurso menciona estadísticas pero en el terreno de los hechos no interviene, aunque sean casos de su competencia El Centro de Derechos Humanos “Tepeyac” explicó que el municipio de Guevea de Humboldt se rige por el sistema de usos y costumbres, es decir, que sus habitantes indígenas zapotecos y mixes eligen a sus autoridades municipales mediante asambleas para que los representen por un período de tres años Sin embargo, por la intromisión del PRI, en el trienio 1992-1995 resultó electo presidente municipal Heriberto Orozco Ramos, quien no sólo alteró el sistema tradicional, sino que para intimidar y someter a la población, solicitó el apoyo del Ejército Mexicano, que junto con la Policía Ministerial y Policía Preventiva, instalaron un reten denominado Base de Operaciones Mixtas (BOM) Desde esas fechas, las BOM cometieron una serie de detenciones arbitrarias y vejaciones contra la población, así como el allanamiento a las instalaciones de la Unión de Comunidades Indígenas de la Región del Istmo (UCIRI) con el pretexto de buscar grupos guerrilleros vinculados al Ejército Zapatista de Liberación Nacional Debido a tantas arbitrariedades, el pueblo nombró, el 12 de noviembre de 1995, a sus autoridades a través de los usos y costumbres, pero Orozco Ramos desconoció a la asamblea comunitaria, situación que derivó en una desestabilización política, razón por la cual los habitantes de Guevea de Humboldt detuvo y encarceló al expresidente municipal para recuperar el mobiliario, archivos, sellos y vehículos de la comunidad Al obtener su libertad, Orozco Ramos y sus simpatizantes presentaron su denuncia ante el Ministerio Público en contra de 30 ciudadanos de Guevea por los delitos de robo, lesiones, asalto y privación ilegal de la libertad, según consta en el expediente penal 229/96 El 30 de diciembre de 1999, el expresidente municipal Orozco Ramos fue asesinado, por lo que se instauró el expediente 06/2000, en el juzgado penal de Tehuantepec, quien libró 22 órdenes de aprehensión 13/02/03

Comentarios