¿Está preparado México?

lunes, 17 de febrero de 2003
México, D F (apro)- En el contexto del conflicto Estados Unidos--Irak cabe preguntarnos si la decisión de México de buscar un lugar en el Consejo de Seguridad de la ONU como miembro no permanente, fue la correcta, y si estaba preparado para someterse a las presiones que se deriven de sus posiciones en materia de política exterior En contraste con la política que fijó durante el tiempo que fue secretario de Relaciones Exteriores, Jorge G Castañeda, de replantear, estrechar y colaborar estrechamente con Estados Unidos, el representante de México ante el consejo de Seguridad de la ONU, Adolfo Aguilar Zinser, fue, desde un principio, la de privilegiar la diplomacia por encima de las decisiones de fuerza que pregona el país vecino del norte Esta última posición ha sido reforzada con declaraciones del presidente Vicente Fox, quien en un gesto de inocencia política, espera que la postura de México de rechazar la guerra no provocará un enfrentamiento entre nuestro país y Estados Unidos, y mucho menos represalias México, a diferencia de la mayoría de los otros países miembros del Consejo de Seguridad, está en la arena de diplomacia defendiendo principios, mientras que los otros defienden intereses económicos En la polémica suscitada con motivo de la candidatura de México, las opiniones estuvieron divididas entre los que sostenían que habría más costos que beneficios y los que aseguraron que nuestro país estaría más expuesto a las presiones ante la necesidad de nuestro país de definirse ante conflictos ajenos a los intereses mexicanos ¿Está México en condiciones de negociar su voto y lograr, por ejemplo, un acuerdo migratorio? ¿Podrá presionar al país más poderoso del planeta para replantear algunos renglones del Tratado de Libre Comercio (TLC)? ¿Son suficientes los principios de independencia y libre determinación de los pueblos para que nuestro país sostenga la posición que incomoda a Estados Unidos? El acuerdo migratorio no depende de una decisión del presidente George Bush, sino del Congreso La revisión del TLC es mucho más complicada que abrir una ronda de negociaciones La dependencia económica que se acentuó en las últimas décadas es la más poderosa correa de control sobre nuestro país ¿Está preparado México ante un eventual sellamiento de la frontera? Evidentemente no Con todo y que en el caso de los trabajadores migrantes, éstos son necesarios en el mantenimiento de la poderosa economía estadunidense Aguilar Zinser, en nombre de México, podría jugar un papel fundamental en la construcción de un nuevo orden internacional si, llegado el momento, los votos en Consejo de Seguridad estuvieran divididos La otra cara del conflicto internacional es la que está llevando hacia la alza el precio del petróleo, lo que permitirá al presidente Vicente Fox disponer de mayores recursos En suma, México está a punto de despejar las dudas de si la decisión de formar parte en el Consejo de Seguridad fue la acertada Por lo pronto, es previsible que de un momento a otro cambie nuestra posición ante los organismos internacionales

Comentarios