Capturan a presunto asesino de ocho campesinos en Chiapas

miércoles, 19 de febrero de 2003
Tuxtla Gutiérrez, Chis (apro)- La Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ), presentó hoy al presunto autor material e intelectual de la matanza de ocho campesinos en el paraje de Multajiltic, municipio de Venustiano Carranza, ocurrida en abril del 2001 En cumplimiento a una orden de aprehensión, efectivos de la Agencia Estatal de Investigación (AEI), adscritos a un grupo especial dependiente de la Subprocuraduría de Procedimientos Penales, detuvieron este martes por la mañana al señor Angel Hidalgo Espinosa, como probable responsable de los delitos de homicidio calificado, lesiones y asociación delictuosa, cometidos en agravio de ocho campesinos el 19 de abril del primer año del gobierno de Pablo Salazar De acuerdo con el resultado de las investigaciones de la AEI, con la detención de Hidalgo Espinosa “estos hechos quedan esclarecidos en su totalidad” El procurador Mariano Herrán Salvatti, informó que luego de su detención en la cabecera municipal de Venustiano Carranza, Angel Hidalgo Espinosa será puesto a disposición del juez Tercero del Ramo Penal, para que responda por los hechos imputados en su contra Para el exzar antidrogas de México “no hay dudas, este sujeto es el autor intelectual y material de la masacre” En abril del 2001 se perpetró una emboscada que cobró la vida de ocho campesinos de filiación priista que regresaban de trabajar sus tierras y dejó lesionado a un menor de edad, ante esto la PGJ integró la averiguación previa 113/36/2001 e inició las investigaciones que “hoy culminan con la detención de Angel Hidalgo Espinosa” En julio del 2001, en el curso de las investigaciones, fueron detenidos los hermanos Mario, Enrique y Alberto, de apellidos Coutiño Morales, quienes el 26 del mismo mes y año fueron consignados ante el juez Segundo del Ramo Penal, donde actualmente son procesados por los delitos de homicidio calificado, lesiones y asociación delictuosa De las indagatorias practicadas por la PGJ –dijo Herrán Salvatti-- se estableció que el lesionado y los 8 asesinados recibieron impactos producidos por proyectiles de arma de fuego AK- 47 y calibre 762 Según la dependencia “durante esta masacre, un menor de edad identificó a los agresores, quienes el día de los hechos vestían ropas obscuras, gorras negras y paliacates” Otro testigo de cargo, de nombre José del Carmen Ramírez Coello, declaró que los hermanos Coutiño Morales, en compañía de Hidalgo Espinosa, se ubicaron a la orilla del camino que conduce al predio Multajiltic, se cubrieron el rostro con trapos negros y paliacates, y cuando los ahora occisos iban pasando frente a ellos, “los agarraron a boca de jarro, porque no les dieron tiempo de correr El que empezó a disparar con el ‘cuerno de chivo’ fue Mario Coutiño Morales, quien se alocaba disparando con el arma, con mucho coraje, y le siguieron Alberto y Enrique” Según las mismas declaraciones de este supuesto testigo de la PGJ, después del multihomicidio, los Coutiño Morales e Hidalgo Espinosa se quitaron los trapos de la cara y se reían entre ellos, diciendo: “‘Hasta que hicimos lo que queríamos; Mario se jactaba: Ustedes ni pegaron, yo me eché a varios, y Enrique le contestó: Yo también pegué bien’, y así se burlaban entre ellos” Para la oficina de Herrán Salvatti, “el móvil del crimen se deriva de asuntos estrictamente de carácter personal entre los campesinos ultimados y sus ejecutores Los conflictos tuvieron su origen en la explotación de los trabajadores que primero eran aprovechados por los hermanos Coutiño Morales y posteriormente serían usufructuados por los victimados, a quienes les otorgarían créditos para meter a pastar ganado en las tierras en disputa” Aunque se ha dicho que los campesinos pertenecen a la Organización Campesina Emiliano Zapata (OCEZ), el procurador deslindó a los detenidos de agrupación social alguna 18/02/03

Comentarios