Prevén fracaso de la Fiscalía Especial para Movimientos del Pasado

miércoles, 19 de febrero de 2003
*”Ya no se puede revivir el pasado”, argumenta Juan Velásquez, abogado de Echeverría México, D F- El abogado de los poderosos, conocido como “Juanito” entre los profesionales del derecho, Juan Velásquez, defensor de Luis Echeverría, acusado de genocidio por las masacres de Tlatelolco y San Cosme previó que como “no se puede revivir el pasado”, el trabajo de la Fiscalía Especial para Movimientos Políticos y Sociales del Pasado, está destinado al fracaso Esto, porque la fiscalía, durante la investigación, se “topará” con la imposibilidad de castigar retroactivamente a los presuntos implicados en estas masacres, dijo el litigante, defensor, durante su carrera, de personajes como los hermanos Salinas de Gortari, Arturo Durazo y Carlos Cabal Peniche En entrevista con La Jornada, consideró que los presuntos delitos cometidos en los setenta no pueden ser calificados como genocidio, sino homicidio Descartó que la responsabilidad recaiga directamente en el presidente en turno, y descartó que los militares hayan intervenido en las masacres “Meto las manos al fuego por el Ejército”, sostuvo Velásquez dio su versión sobre lo que pasó el 2 de octubre de 1968 en Tlatelolco “En 1968 hay una manifestación de miles de estudiantes en la Plaza de las Tres Culturas, llega el Ejército, llegan otros, no sé quiénes, francotiradores que disparan contra soldados Hubo un fuego cruzado y murieron 36 personas Dicen los acusadores que hubo de parte del gobierno la instrucción a la tropa de que fueran a matar a los estudiantes Si esa hubiese sido la intención habría 300 ó 500 o dos mil muertos” En su opinión, si la orden hubiese sido disparar a quemarropa, el Ejército no la hubiera acatado 18/02/03 Tras pedir que los acusadores prueben los señalamientos contra su cliente (Luis Echeverría), el abogado consideró, también, que no se puede acusar al inculpado como responsable de desapariciones forzadas de personas durante los años setenta, porque “¿qué tal si hoy mismo aparece alguno o su acta de defunción? ¿Qué tal si ahorita aparece una cárcel clandestina?”, comentó

Comentarios