El supuesto pacifismo de Fox genera falsas expectativas

miércoles, 26 de febrero de 2003
México, D F (apro)- Tras afirmar que el presidente Vicente Fox “debe prevenir a la población de los diversos escenarios” de una guerra de Estados Unidos con Irak”, José Luis Valdés Ugalde, director del Centro de Investigaciones sobre América del Norte (Cisan) de la UNAM, dijo que, “aunque es válido y legítimo asumir una postura ideal por la paz, en la actuación del jefe del Ejecutivo se confunden tiempos y conceptos” Explicó: “Con su discurso pacifista, el gobierno de México podría demostrar una reivindicación ante su ruptura con la política exterior tradicional planteada al inicio de esta gestión, y mandar señales a los sectores nacionalistas y a la clientela electoral, en el sentido de que se trata de un giro de 180 grados en su plan estratégico de cambio del esquema exterior” Advirtió que “esa postura podría tener serias implicaciones para la democracia mexicana, debido a que este planteamiento ha levantado expectativas crecientes entre sectores políticos y de opinión que probablemente no se puedan cumplir” A su juicio, México “podría cometer también un error al suponer que su voto tendría que ser neutro para salvar la relación ya existente de alineamiento con Estados Unidos y, como consecuencia, el escollo de su fuerte presión” Convocó a no asumir posiciones “deterministas ni fatalistas, sino a analizar los elementos recientes de la política exterior mexicana” En el marco del seminario “México ante la posible guerra en Irak”, organizado por el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, Valdés dijo que, ante el probable remplazamiento de la resolución 1441 por otra auspiciada por Estados Unidos en los próximos días, “parecería que México se debate, críticamente –como lo ha hecho en los últimos años–, sobre varios aspectos de su destino nacional, como el de la democracia, así como su relación con otros Estados en el mundo, dos temas que, por su importancia, no pueden ir separados” Sobre la proximidad de un conflicto, señaló, “la mejor salida, la ideal, es tratar de evitar que suceda, porque para que éste se presente, se requieren varios actores involucrados Y así como no todo conflicto es evitable, no todo conflicto es necesario” Afirmó: “Desde el fin de la Guerra Fría y, particularmente, desde 11 de septiembre de 2001, el orden mundial ha estado desprovisto de mecanismos para contener conflictos regionales o locales Las instancias internacionales correspondientes, como la ONU, han quedado atrapadas en una inercia, en que la hegemonía de Estados Unidos es el dato político y el componente más determinante de la profunda contradicción institucional de las mismas” Añadió: “Debido a que Estados Unidos está amenazado en su seguridad nacional por el terrorismo de Al Qaeda, tiene que buscar aliados entre los países débiles y fuertes, y reorientar sus esfuerzos hacia la consolidación de lazos con la comunidad global” Valdés dijo, además, que “el poder militar como tal --y sin el apoyo de la comunidad global-- no resolverá el conflicto y, en cambio, pondrá en peligro los objetivos de Estados Unidos, país que está sumido en esa paradoja y con el resto del mundo occidental y no occidental involucrado “Mientras, en México esta paradoja nos afecta e impactará en el desarrollo de los acontecimientos mundiales El que sea un hecho histórico e irrebatible la pertenencia de nuestro país como miembro no permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU --y frente al cual no se deben asumir posiciones deterministas ni fatalistas--, exige que se analicen los elementos que componen los momentos más recientes de la política exterior de México ante el conflicto y con Estados Unidos” Según el especialista, “México está involucrado en la paradoja del poder estadunidense, porque depende de ese país en prácticamente todos los rubros de la economía y de la política Por lo tanto, defiende y defenderá intereses nacionales en función de esto “Además, ya se le presiona, y esa situación se mantendrá ante su voto Como en toda acción política, enfrentará consecuencias por su posición y habrá de revalorar en función de esto su postura en los próximos días”, agregó Para el titular del Cisan, “el fantasma del americanismo y del antiamericanismo ronda de nuevo a México, y determina las posibilidades de una política consistente y congruente con planteamientos programáticos, enunciados con este gobierno” 25/02/03

Comentarios