Pide Arizmendi campaña de despistolización en Chiapas

lunes, 3 de febrero de 2003
México, D F- Con el fin de reducir los riesgos de violencia en el estado de Chiapas, el obispo de la diócesis de San Cristóbal de las Casas, Felipe Arizmendi Esquivel, solicitó al gobierno que el Ejército federal realice una campaña de desarme en las comunidades de “Los Altos” En conferencia de prensa y acompañado de representantes de otras religiones que conviven en el estado, el prelado manifestó que todas las iglesias están en contra del uso de la violencia para resolver diferencias y problemas sociales Sin embargo, admitió, ha resultado imposible evitar acontecimientos violentos como los ocurridos en San Juan Chamula el 26 y el 28 de enero, que dejaron siete muertos e igual número de heridos Las iglesias quieren que “el Ejército sí cumpla con su función, y que cumpla bien Las armas entran por todas partes, menos por las carreteras”, explicó Para las iglesias que integran el Consejo Inter Religioso, el uso de las armas a veces es producto de la impunidad, dijo Arizmendi, quien sostuvo que a pesar de que algunas de las personas que portan armas no son de ninguna religión, han querido culpar a éstas de los acontecimientos violentos Los recientes enfrentamientos no tienen nada que ver con las religiones: “Los indígenas son pacifistas, han aceptado a Dios y a las Iglesias más que a los mestizos”, reiteró tras considerar que lo que originó los encuentros violentos en San Juan Chamula responde a un asunto político, el cual deberá ser investigado y aclarado 03/02/03