Descomposición perredista

martes, 4 de febrero de 2003
México, D F (apro)- Una vez que el PRI salió de Los Pinos y que el PAN probó su incapacidad en la Presidencia, la única esperanza de cambio político y de consolidación de la democracia se concentraba en el PRD, tanto por su trayectoria como por las posiciones alcanzadas a la fecha Podían los electores incluso haber olvidado el proceso interno más desaseado que, para elegir a su directiva, protagonizó ese partido y que, de acuerdo con un documento evaluatorio, superó los fraudes y componendas más repulsivos de la historia priista Podían también no dar demasiada importancia al hecho de que fue por acuerdo de Carlos Salinas que Cuauhtémoc Cárdenas accedió al Gobierno del Distrito Federal ?aunque el encargado de materializar la promesa fuese Zedillo--, e inclusive minimizar las cuotas de poder que el sistema le sigue extendiendo a través de su prole La sola gestión de Andrés Manuel López Obrador en la capital del país ?pese a las campañas mediáticas en su contra y las fricciones con su propio partido--, marcada por la congruencia, el cumplimiento de compromisos y una innegable sensibilidad social, podría permitir a los perredistas remontar su desprestigio Con la condición de que su avidez por el poder y sus ambiciones personales no pervirtieran la práctica política ni derivaran en canibalismo y en escándalos públicos No obstante, una simple ojeada a la edición de "Proceso" de la presente semana nos muestra que la descomposición del PRD que se entrevió en la pasada elección de su directiva ?y que según Cuauhtémoc estuvo a punto de ocasionar la desintegración del partido--, en lugar de superarse, está llegando al límite Con motivo de las próximas elecciones locales y federales, el perredista Salvador Nava Calvillo reveló que interpuso ante el IFE una denuncia por otro desaseo de su partido, consistente en que, después de haberlo nombrado oficialmente candidato a la gubernatura de San Luis Potosí, la directiva del PRD entabló negociaciones con personajes de pasado oscuro o siniestro ?entre ellos Jonguitud? para terminar postulando al expriista Elías Dip Ramé La argumentación de Rosario Robles: que Dip Ramé garantiza más votos que Nava y, además, "aportó dinero" Por eso el hijo de quien libró en San Luis la lucha cívica más importante de las últimas décadas --Salvador Nava Martínez, víctima de otro gran fraude electoral priista? asevera que su desplazamiento se realizó "sin memoria ni ética alguna" y que al frente del PRD hay "una dirección nacional corrupta, que vende candidaturas" La situación no es distinta en el Distrito Federal, donde han proliferado las denuncias e inconformidades por los procedimientos internos para elegir candidatos, y donde el senador Demetrio Sodi de la Tijera declaró públicamente que esos procesos perredistas "son un escándalo y sólo demuestran que el partido está secuestrado por mafias" Así mismo, un personaje que fue funcionario de Cárdenas durante su administración, Ricardo Pascoe, anunció su separación del PRD por no ser tomado en cuenta como aspirante a la Delegación Benito Juárez; en tanto que, desde un punto tan distante como Baja California, el diputado perredista suplente Máximo Mejía Solorio mandó a "Proceso" su carta--renuncia al Partido de la Revolución Democrática Dice que sus principios no le permiten continuar en esa organización partidista porque "ha abandonado su interés en el proyecto democrático--ciudadano que le dio impulso y sustento político" Y explica que al PRD actual "solamente le importa vivir de los réditos por sus méritos pasados, contar con un aparato partidario útil para controlar los intereses de la casa y negociar posiciones de poder con quien sea y como sea" Por eso, concluye, "no es casualidad que muchos mexicanos en la actualidad tengan la opinión de que el PRD, el PAN y el PRI son lo mismo: tres aparatos distintos con un solo propósito verdadero: sus propios intereses" Mejía Solorio, quien ahora se dice "diputado independiente", atribuye esa deplorable realidad del PRD a un nuevo fenómeno: la invasión de los "carcomas priistas" en la estructura del partido A nuestro juicio, se debe simplemente a que sus militantes, como miembros de una vieja izquierda alejada del poder durante décadas, no están dispuestos a llegar a él sin disfrutar de las mieles patrimonialistas que tanto combatieron 03/02/03

Comentarios