Grupo de voluntarios vigila Atenco y Acuezcómac

martes, 4 de febrero de 2003 · 01:00
México, D F- Debido a que la policía del estado de México no ha podido ingresar a las poblaciones de Atenco y Acuezcómac desde los conflictos por la fallida expropiación de tierras para la construcción del nuevo aeropuerto, un grupo de voluntarios de los dos municipios se encargan de la seguridad Así lo informó el alcalde de Atenco, Margarito Yáñez, quien reconoció que los elementos de seguridad municipal son expulsados de inmediato por los ejidatarios rebeldes que aún tienen tomada la presidencia municipal El comandante de esta “Policía Voluntaria Municipal”, Gabriel García Gómez informó que en esas comunidades --que mayor resistencia presentaron contra el proyecto aeroportuario--, la policía “voluntaria” ha logrado disminuir la inseguridad en la zona, particularmente en los delitos de intento de violación a mujeres y robo Incluso, dijo, se ha frenado a las bandas organizadas que desvalijaban automóviles en el municipio para luego abandonarlos en el campo Los 37 elementos de la “Policía Voluntaria Municipal” visten playera blanca y pantalón oscuro, y a pesar de que se dicen voluntarios, reciben un sueldo de dos mil pesos quincenales contra mil 700 que perciben los elementos de la policía del estado de México Sin embargo, no es el gobierno municipal el que paga los salarios, sino el estatal a través del subsecretario de gobierno, José Salinas Navarro De acuerdo con Gabriel García Gómez, se prevé que próximamente se provea a los integrantes de la “Policía Voluntaria Municipal” de armamento y chalecos antibalas, puesto que, durante todo el día recorren las poblaciones mexiquenses sin protección de ningún tipo Fue el 12 de julio de 2002 cuando los habitantes de San Salvador Atenco iniciaron sus protestas por la pretendida expropiación de sus tierras, a razón de 7 pesos por metro cuadrado, que serían utilizadas para construir la terminal alterna al Aeropuerto Internacional de Ciudad de México Proyecto que hasta los pájaros apoyaban, según el secretario de Comunicaciones y Transportes, Pedro Cerisola y Weber Sin embargo, ante la férrea defensa de los ejidatarios de Atenco y otras comunidades aledañas, cuyas marchas se caracterizaron por el uso de caballos y la portación de machetes, el gobierno federal tuvo que dar marcha atrás El 1 de agosto de 2002, el presidente Vicente Fox anunció la suspensión de la construcción del nuevo aeropuerto en terrenos del exlago de Texcoco 04/02/03