Plática de narcos grabada por el FBI, revela nexos de González Calderoni

miércoles, 5 de febrero de 2003
Beatriz Johnston Hernández Houston, Texas - Grabaciones secretas de conversaciones telefónicas, presentadas ante un tribunal estadunidense, revelan los nexos entre Juan García Abrego, jefe del Cártel del Golfo, y Guillermo González Calderoni, excomandante de la Procuraduría General de la República, y quien estuvo preso en Texas, sometido a un juicio de extradición, por los cargos de tortura y enriquecimiento ilícito Esas pláticas dejaban ver, además, la vasta red de protección gubernamental al narcotráfico Se menciona en ellas, por ejemplo, a Francisco Galindo Ochoa, que fue director de Comunicación Social de la Presidencia de la República en el último año del gobierno de José López Portillo (1976-1982) También se alude a altos mandos de la PGR en ese sexenio, entre ellos el exprocurador Enrique Alvarez del Castillo y Javier Coello Trejo, que fue subprocurador de Investigación y Lucha contra el Narcotráfico Las grabaciones fueron presentadas por Claudio De la O, agente del FBI, en Brownsville, Texas, quien logró infiltrarse en el Cártel del Golfo gracias a que se hizo pasar como uno más de los agentes comprados por el narco En una de las grabaciones, Juan García Abrego pide protección para González Calderoni Le dice a Claudio De la O: –Oyeme, considera a Memo como si fuera mi hermano –Es bueno saberlo– replicó el agente –Nos criamos juntos Hemos tenido muy buena amistad por muchos años Nomás considéralo como si fuera mi hermano –Pues qué bueno, porque me han platicado mucho del hombre Sí, acerca de Memo –Muy buen hombre Muy buen amigo –De los que se les puede confiar –La última vez que hablé con él fue en su casa de Reynosa Nomás considéralo como si fuera mi hermano Esta y otras grabaciones telefónicas fueron presentadas en Corpus Christi, como evidencias en el juicio que se lleva contra Miguel Botello, gatillero de García Abrego Proceso obtuvo las transcripciones oficiales, presentadas ante el juez Hayden W Head Jr Ahí se mostró también un encuentro videograbado entre el agente De la O y Luis Medrano García, lugarteniente de García Abrego y quien, según el FBI, "manejaba los contactos entre los colombianos y la organización" Refiriéndose nuevamente a González Calderoni, dice Medrano García: –Quiere irse para arriba –Pues –El tomó muchos trabajos de Colombia, ¿me entiendes? –El está –Sí, sí –Tú sabes que cuando haces muchos trabajos así, corres mucho peligro también –Claro que sí El Cártel del Golfo incrementó notablemente su influencia cuando Enrique Alvarez del Castillo era procurador general de la República, y tuvo como colaboradores en la lucha antidroga a Javier Coello Trejo y a los tamaulipecos Luis Soto Silva y González Calderoni Refiriéndose al sexenio de Carlos Salinas de Gortari, Medrano García dijo al agente del FBI: –Tenemos buenos amigos en el gobierno de este sexenio Mencionó que la estrategia del Cártel del Golfo fue comprar el apoyo de la PGR Y señaló a algunos funcionarios sobornados Salió a relucir el nombre de Florentino Ventura, exdirector de la Policía Judicial Federal y de la Interpol en México, afamado debido a que logró capturar al poderoso narcotraficante Mario Sicilia Falcón, recién puesto en libertad A fines de la década de los 80, Ventura aparentemente se suicidó, luego de matar a su mujer También se mencionó a José Mario Ortega Padilla, exsubprocurador y, según la DEA, quien ocultó las cintas grabadas relacionadas con la tortura de Enrique Camarena Salazar, el agente de la DEA asesinado por narcotraficantes –¿Qué de ese hombre? ¿Es de los buenos? –preguntó De la O a Medrano García, refiriéndose a Ventura –Es bueno Es amigo– contestó Medrano García –Porque administra todo el Interpol –Sí Pero también está el otro, Ortega Padilla –¿El de la Procuraduría General de la República? –De la Procuraduría General de la República Son lo mismo, ¿me entiendes? Pero lo que pasa es que –La Judicial Federal domina, ¿verdad? –Sí Entonces tenemos a Ventura por un lado y a Ortega Padilla por el otro En su afán por conseguir informantes dentro del Cártel del Golfo, el agente del FBI intentó reclutar, en 1987, a Oscar López Olivares, El Profe, uno de los hombres de confianza de García Abrego Sin embargo, cuando empezaba a contactarlo, El Profe abandonaba la organización y era reemplazado precisamente por Medrano García, para entonces ya muy bien relacionado con los narcos colombianos de la cocaína Así, el agente tuvo contacto con López Olivares, Medrano García y el propio García Abrego En una de sus charlas con éste último, se menciona un "avión que le corresponde" a Tomás Morlet Durante 22 años, Morlet fue comandante de la Dirección Federal de Seguridad Estuvo asignado a la Operación Cóndor, en el norte del país Fue además jefe de seguridad del Cha de Irán, durante su exilio en Cuernavaca, y del exsecretario de Estado estadunidense, Henry Kissinger, cuando éste visitaba México Morlet fue asesinado en los 80, en Matamoros Ante el fiscal Mark Patterson, reveló el agente estadunidense: "Morlet estaba activamente involucrado Había comprado un avión y estaba trabajando narcóticos con García Abrego Era un comandante de alto nivel Su rol era manejar todas las mafias alrededor de México y coordinar los pagos de soborno entre los traficantes y los políticos y otros gobernantes corruptos" –¿Y por qué se refirió a él durante esta conversación? –se le preguntó en el juicio –Porque estaba tratando de adoptar el papel que había tenido Oscar López dentro del grupo de García Abrego Cuando Oscar regresó a Brownsville, Morlet trató de tirarle anzuelos para que regresara a México y liquidarlo Morlet me vio con Oscar López Una noche, Morlet y Oscar estaban juntos en Brownsville, en el hotel Sheraton Yo y otro agente tomábamos un trago Oscar se me acercó y me saludó Le comentó a Morlet que yo era su amigo y agente del FBI Por consiguiente, Morlet regresó a decirle a Juan García Abrego que era hora de matar a Oscar, porque era informante del FBI Al saber que por su causa intentaban asesinar a El Profe, De la O se hizo pasar por agente corrupto para desviar las sospechas y penetrar en el Cártel Tuvo el apoyo del procurador general estadunidense y del FBI Sin embargo, a cambio se vio obligado a dar información a los narcotraficantes Entre otros favores, les señalaba dónde podían aterrizar sus aviones sin que fueran detectados Inclusive, intercedió para que fuera puesto en libertad Antonio Galindo, hijo de Francisco Galindo Ochoa Antonio, entonces comandante aduanal, fue detenido por agentes del Servicio de Inmigración y Naturalización, debido a que había peleado con su mujer y luego con agentes migratorios En una de sus conversaciones grabadas con De la O, García Abrego habla con familiaridad de Antonio Galindo, de su hermano Arturo, y del padre de ambos, Francisco –Casi me topé con el famoso comandante de aduana, Galindo Ochoa –comentó el agente del FBI –Está muy agradecido Me dijo: "No sé quién arregló para que saliera" –le respondió García Abrego –Dejémoslo así –Mucha gente le tiene miedo Por sus hermanos y su papá, particularmente –Su papá es muy fuerte –Sí El hermano, el hermano es fuerte también –señaló el narcotraficante –Sí Arturo –Arturo, Arturo Galindo, sí, sí –Muy fuerte El padre más que cualquier otro es toda una institución –Imagínese –Es muy buen hombre Ya se está haciendo viejo, pero muy bueno –Está metido, no, está bien ¿Cómo le puedo ayudar? –le preguntó García Abrego al agente, intentando corresponderle el favor –No señor, sólo con su amistad –le replicó De la O Pero García Abrego finalmente retribuyó al agente: le dio 60 mil dólares: 30 mil en efectivo y un reloj de oro De la O aseguró que todo se lo entregó al FBI Después de presentar las conversaciones grabadas, el agente indicó que García Abrego se interesaba por Antonio debido sobre todo a que era hijo de "don Pancho Galindo Ochoa, quien controlaba la PGR", y hermano de Arturo, que trabajaba en la misma institución Sin embargo, oficialmente Galindo Ochoa jamás ha trabajado en la PGR Arturo sí fue agente del Ministerio Público De la O grababa las conversaciones telefónicas con la ultrasensible grabadora "Nagra" Y a través de una cámara que instaló dentro de un televisor, logró filmar el único encuentro personal que sostuvo con Medrano García, en un cuarto del hotel Holiday Inn, de McAllen En una de las grabaciones se menciona una rivalidad entre García Abrego y Carlos Aguilar Garza, excomandante de la Policía Judicial Federal, asignado a la Operación Cóndor, excoordinador de la campaña contra el narcotráfico en el noroeste del país y uno de los hombres de confianza de González Calderoni Acusado de narcotráfico, fue asesinado en la vieja carretera a Cuernavaca, en febrero de 1993 Sobre Aguilar Garza, dijo el agente del FBI: –Fue un narco muy pesado en el área de Nuevo Laredo A salvo aún de los narcos que intentan acribillarlo, López Olivares, El Profe, también dio testimonio en el juicio Mencionó a varios funcionarios a los que sobornó en nombre del Cártel del Golfo Señaló a Luis Porte Petit y a Emilio López Parra Subprocurador de Averiguaciones Previas cuando Ignacio Morales Lechuga estuvo al frente de la PGR, Porte Petit perteneció al Grupo Jalisco e investigó el sonado caso de Tlalixcoyan, Veracruz, donde soldados y judiciales se enfrentaron a tiros por cuestiones de narcotráfico Emilio López Parra fue comandante de la Policía Judicial Federal, asignado a la zona norte del país El Profe reveló además que García Abrego sobornó a directivos de revistas y periódicos de la Ciudad de México –¿Con qué propósito García Abrego sobornó a todos estos individuos?– le preguntó el fiscal Y El Profe resumió: –Ellos se nos acercaron De manera que les ofrecimos dinero para que se callaran la boca (Proceso 938 / de octubre de 1994)

Comentarios