El Hospital Militar, en crisis

martes, 11 de marzo de 2003
México, D F- El Hospital Central Militar, donde la mañana del miércoles será sometido a una cirugía el presidente Vicente Fox, vive por estos días una de las crisis más agudas de su historia Considerado como uno de los centros de excelencia en las distintas disciplinas médicas en México, el nosocomio tienen desde hace dos años problemas en el suministro de medicinas, dotación de personal y actualización tecnológica Las dificultades, que no afectarán a Fox, pues serán civiles los que lo intervengan, son consecuencia de los recortes presupuestales que la administración de Gerardo Clemente Vega García, secretario de la Defensa Nacional, ha dirigido al llamado servicio de sanidad militar El descontento permea entre jefes y generales que tienen como profesión la medicina y que califican como una actitud más de animadversión que de carácter presupuestal o administrativo la que ha tenido desde que asumió el mando de la Defensa el general Vega García Médicos militares en retiro y en activo, consultados por Proceso, aseguraron que una de las explicaciones de la actitud del divisionario se remonta al sexenio pasado, cuando uno de sus hijos que intentaba ingresar a la escuela médico militar a realizar sus estudios fue rechazado por no acreditar la fase de exámenes Pero en el plano operativo, el servicio de sanidad militar, en sus 19 hospitales regionales distribuidos en las 12 regiones militares en que se divide el país, padece continuamente la falta de suministros médicos que dificultan su operación Se presentan con mayor frecuencia casos en que las recetas se tienen que surtir en farmacias civiles, porque las que tienen los nosocomios bajo la administración del ISSSFAM no cuentan con medicamentos suficientes, indicaron los entrevistados Los antecedentes se remontan a los años de 1996 y 1997, cuando era director del Hospital Central Militar el general de brigada y médico cirujano Aurelio Jiménez Villa, cuyo equipo de jefes y oficiales logró sortear de alguna manera las dificultades que se presentaron Pero ahora, en lo que va de este sexenio, la problemática es más compleja No hay material de respaldo, los medicamentos son insuficientes y no hay dinero para actualizar equipos que son necesarios para cirugías especiales que ahí se practican Las limitantes también las han tenido los médicos militares que buscan realizar especializaciones en otros centros hospitalarios, e incluso en el extranjero, quienes por cuestiones del servicio se han visto imposibilitados para aprovechar las oportunidades que existían con anteriores secretarios de la Defensa El problema podría tener dimensiones mayores y amenaza con llegar a los medios de comunicación si se concreta el proyecto del alto mando que buscaría dejar la atención médica sólo a militares en activo y pasaría al ISSSTE a los familiares y militares retirados, quienes por ley desde hace varios sexenios, son los principales beneficiarios y quienes más requieren del servicio médico militar 11/03/03

Comentarios