Asesinan al primer ministro serbio, Zoran Djindjic

miércoles, 12 de marzo de 2003
Dos impactos de bala, provenientes del arma de un francotirador, acabaron con la vida del primer ministro de Serbia, Zoran Djindjic, considerado un reformista que luchó por la democracia y prosperidad de esa República, así como un importante garante para la paz y la estabilidad en los Balcanes Djindjic, encabezó en el año 2000 la lucha para quitar del poder al expresidente de la entonces Yugoslavia, Slobodan Milosevic, quien actualmente está siendo juzgado por el Tribunal Penal Internacional, por crímenes de guerra cometidos durante los conflictos bélicos contra Croacia y Bosnia Herzegovina en la década de los 90 del siglo pasado De acuerdo con fuentes oficiales, el atentado –-por el que se decretó el estado de excepción y tres días de luto nacional-- se produjo en el patio de la sede de gobierno, en el centro de Belgrado, donde fueron detenidas al menos tres personas --cuya identidad no fue revelada-- como presuntas responsables del magnicidio La muerte del primer ministro de Serbia sobrevino cuando recibía los primeros auxilios por las heridas que recibió en espalda y abdomen, según reportó el personal del Hospital Central de Belgrado, donde fue trasladado El asesinato de Zoran Djindjic fue condenado de inmediato por el Consejo de Europa, cuyos integrantes se declararon profundamente conmocionados y entristecidos “Este crimen infame ocurre en un momento crítico para Serbia y Montenegro, y tiene el objetivo de detener el proceso de reformas políticas y económicas, y la lucha contra el crimen organizado”, aseguró el líder de la Asamblea Parlamentaria del citado órgano, Peter Schieder 12/03/03

Comentarios