La resolución de EU "está muerta" en el Consejo de Seguridad

jueves, 13 de marzo de 2003
* Bush dispuesto a aceptar una “breve demora” si al final se aprueba, asegura Fleischer Sin haber llegado a un acuerdo, pero con la convicción de que la resolución impulsada por Estados Unidos y sus incondicionales, que daría luz verde a una invasión armada en Irak a partir del 17 de marzo, “está muerta”, concluyó la reunión del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas “Esto no tiene posibilidad de ser aprobado” dijo lapidario el embajador ruso Serguei Lavrobv Mientras su homólogo chino, Wang Yingfan consideró que es hora de que los dos aliados angloparlantes --Estados Unidos y Gran Bretaña--, retiren su resolución: “Para mí, está claro que no tienen los (9) votos necesarios” A cuatro días de que concluya el ultimátum de Estados Unidos y sus aliados contra Irak, y sin una fecha definida para la discusión de la resolución, México y Pakistán, dos de los llamados países “indecisos”, advirtieron que no pueden aprobar el proyecto en su forma actual A esta declaración se unió Chile, cuyo embajador, Gabriel Valdés aseguró que si la resolución tuviera que decidirse este viernes, su país no la apoyaría Por otro lado, los seis países –miembros no permanentes del Consejo de Seguridad-- a los que se les ha presionado para que apoyen la propuesta en favor de la guerra (México, Angola, Camerún, Chile, Guinea y Pakistán), manifestaron que no les interesa discutir una segunda propuesta por parte de Gran Bretaña, que impondría a Irak seis puntos de desarme en un plazo breve “No estamos negociando el proyecto británico, estamos elaborando otras ideas, vamos a anunciar lo que queremos”, declaró Valdés Y es que junto con México, Chile planea una nueva propuesta a la que posiblemente se sumen los seis países “indecisos”, según anunció el representante mexicano ante la ONU, Adolfo Aguilar Zinzer Entre tanto, diplomáticos de Gran Bretaña y Estados Unidos informaron que no se prevé ninguna reunión en el Consejo de Seguridad este viernes, a pesar de que el lunes concluiría el plazo establecido en el ultimátum que ambos países junto con España propusieron ante el Consejo de Seguridad, y que no fue discutido Ante este revés, el portavoz de la Casa Blanca, Ari Fleischer, indicó que “el presidente (George W) Bush está dispuesto a hacer un esfuerzo extra en pos de la diplomacia”, sin embargo, advirtió que “hay un límite en lo que está dispuesto a hacer” Explicó que el mandatario “está dispuesto a aceptar una breve demora” en la votación de su iniciativa de resolución sobre Irak hasta la semana próxima, “si esto hace posible que finalmente se logre aprobar” Al respecto, el secretario de Estado Colin Powell indicó que existe la posibilidad de que su país abandone las votaciones en el Consejo de Seguridad, lo que conllevaría una acción militar unilateral contra Irak “Todavía seguimos hablando a los miembros del Consejo para ver lo que es posible”, indicó Powell En referencia a la segunda propuesta de Gran Bretaña declaró que en el gobierno estadunidense “no todos nosotros aceptamos todos los elementos”, aunque consideró la iniciativa como “un modo de ver si más naciones pueden encontrar un camino para seguir adelante Por su parte, el presidente Bush canceló de último momento su asistencia al tradicional almuerzo en el Capitolio con motivo del Día de San Patricio, en el que departen legisladores y dignatarios estadunidenses Cuando el convoy estaba listo para trasladarlo, Bush decidió quedarse en sus oficinas de la Casa Blanca para sostener conversaciones telefónicas con otros mandatarios y continuar su insistente labor de persuasión El mandatario se reunió con el primer ministro de Irlanda, Bertie Ahern, quien le manifestó su apoyo pues argumentó: “para que las Naciones Unidas sean respetadas, deben ser unidas no sólo de nombre, sino también de propósito” Sin embargo, le negó sus bases para los aviones militares estadunidenses debido al fuerte rechazo de los irlandeses a la guerra: “Si no hay resolución, Irlanda no puede empeñarse en apoyar la acción militar porque operamos según la resolución de la ONU” A pesar de ello, Powell aseguró que su país no está solo en sus afanes belicistas, y enlistó a: Gran Bretaña, España, Irlanda, Australia, Bulgaria, Italia, Japón y ocho países más de Europa Central Las dificultades que ese país ha enfrentado ante la negativa de algunos miembros del Consejo de Seguridad, según Powell, responden a que éstos “no comprenden que Estados Unidos tomó muy seriamente” la resolución del organismo internacional, en la que se advierte a Irak de consecuencias en su contra si no se desarma 13/03/03

Comentarios