Porrismo priista contra el IFE

viernes, 14 de marzo de 2003
México, D F (apro)- La horda priista que el martes 11 violentó el trabajo de la Comisión de Fiscalización del IFE que, sin embargo, aprobó la multa por mil millones de pesos por el financiamiento irregular de la campaña presidencial de ese partido en el 2000, debe concitar el repudio y alertar sobre los métodos que, más que desaparecer, tienden a su multiplicación Escasamente acogida en los principales medios de comunicación social, esa información sobre el virtual asalto a las instalaciones del IFE por aproximadamente medio centenar de miembros del PRI, representa otra señal ominosa hacia las elecciones federales del 6 de julio, y los métodos mediante los cuales ese partido pretende volver al poder A nadie debe extrañar esta conducta Si desde 1997 el PRI ya lo había hecho para manifestar beligerantemente inconformidades con los acuerdos del Consejo General del IFE, que evidentemente lo afectaban, con Roberto Madrazo como dirigente nacional el porrismo es y será una táctica recurrente para reconquistar la Presidencia de la República Desde que fueron elegidos por la Cámara de Diputados, en 1996, los consejeros electorales han sido blanco de críticas del PRI y aun de buscar sancionar a Jaime Cárdenas, Jesús Cantú, Alonso Lujambio y Emilio Zebadúa, a través de personajes de ese partido que todavía estaban incrustados en el IFE Los intentos resultaron infructuosos, pero --tal como se aprecia actualmente-- no han desaparecido El porrismo, junto con el uso de recursos públicos para mantener una clientela electoral y la estimulación al no voto, es sólo parte de una estrategia que, por ejemplo, el PRI aplicó en la elección del domingo 9 en el Estado de México, enclave de la zona negra de la política, y que le permitió un triunfo, así haya sido muy relativo Y más allá de si el gobernador Arturo Montiel y el presidente estatal del PRI en esa entidad, Isidro Pastor, pelean por la candidatura presidencial con Madrazo, esta fórmula inmoral seguirá siendo usada para la obtención de triunfos ante otras fuerzas políticas Ramas del mismo tronco, el PRI tiene una lógica: primero es preciso tener el poder y después repartirlo o alternarlo Por eso es preciso no olvidar ni desconocer el pasado de Madrazo, particularmente como operador electoral del PRI y como candidato y gobernador de Tabasco, ni el de muchos de sus colaboradores actuales, porque el pandillerismo es uno de los medios para alcanzar el único fin que conocen: el poder Conviene recordar que en su campaña por el gobierno de Tabasco, en 1994, Madrazo despilfarró 241 millones de pesos de entonces, el equivalente a 72 millones de dólares, y que sólo pudo entrar al palacio de gobierno 19 días después de la toma de posesión, a partir de que contrató a un grupo de pandilleros que reprimieron a perredistas que bloqueaban el inmueble Madrazo volcó el presupuesto estatal, también, para cimentar su aventura por la candidatura presidencial, en 1999, y una vez que resultó derrotado ante Francisco Labastida, al cabo de un torneo de trampas entre mapaches y tejones, volvió a Tabasco para emplear los recursos públicos para imponer como sucesor a su títere --aun en elecciones repetidas--: Manuel Andrade Madrazo suele, como es su estilo, echar mano de personajes que conocen sus sucios métodos Uno de ellos es Miguel Angel Yunes, el coordinador jurídico del CEN del PRI y quien encabeza la batida contra el IFE y que literalmente asaltó sus instalaciones, el martes 11 Exsecretario general de Gobierno en Varacruz con el gobernador salinista Patricio Chirinos, Yunes corrompió opositores y, ante la objeción, reprimió Burdas sus maniobras, de él fue la idea de atacar a Cuauhtémoc Cárdenas, en 1993, enviándole a un grupo de homosexuales para ridiculizarlo Otro cuadro prominente de Madrazo en el PRI es Rafael Oceguera, quien como diputado resolvía a golpes las diferencias ideológicas, como pasó con el experredista Maximiano Barbosa y pretendió que ocurriera lo mismo con Santiago Creel, actual secretario de Gobernación, quien en cumplimiento de su responsabilidad desahogaba acusaciones de julio político contra el gobernador de Tabasco Mancuerna de Oceguera es Fidel Herrera, quien fue enviado como representante del PRI ante el IFE, con el fin de “ablandar” a los consejeros electorales, con métodos como los del martes, cuando pretendieron participar en la sesión del IFE que discutiría la multa al PRI Aunque adversario en la disputa por la candidatura al gobierno de Veracruz, Yunes no tuvo problema para encabezar con Herrera las hordas de promotores del voto priista que irrumpieron en las instalaciones del IFE, con el fin evidente de intimidar a los consejeros, que jamás han podido controlar Lo deseable es que no lo logren Y no porque el PRI –como cualquier partido-- no tenga derecho a inconformarse por resoluciones del IFE, sino porque el árbitro electoral, que por primera vez en la historia ha resultado ser imparcial, debe ser robustecido para garantizar solidez democrática Los dirigentes del propio PRI han afirmado que apelarán la multa que, este viernes 14, confirmará el Consejo General del IFE, y que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación les dará la razón Si es así, ¿qué explicación existe para intimidar a los consejeros? La única es que, mediante el golpismo, pretenden rehacerse del poder Son los métodos de Madrazo Así de fácil Comentarios: delgado@procesocommx 13/03/03

Comentarios