Pemex y su sindicato, sin enlaces (Segunda y última parte)

martes, 18 de marzo de 2003
Los conflictos Paralelamente a las destituciones, al interior de Pemex-Refinación empezaron los conflictos entre Juan Bueno Torio y Andrés Moreno, responsable del área de proyectos de la empresa, por la reconfiguración de la refinería de Minatitlán, cuya obra se pondrá en marcha a mediados de este año con una inversión de mil 400 millones de dólares El principal problema, según explica Galicia Yépez, es que en la reconfiguración de la refinería de Minatitlán, Andrés Moreno, director de proyectos de Pemex, pretende repetir el modelo conocido como “Llave en Mano”, el cual se aplicó en los trabajos de Cadereyta, Madero, Tula y Salamanca, con graves resultados que no sólo violaron el marco constitucional, sino que generó daños al patrimonio de la paraestatal En el caso Cadereyta, por ejemplo, el consorcio Conproca demanda a Pemex el pago de mil 400 millones de dólares por trabajos que no han sido cubiertos Pemex, a través de Andrés Moreno, contrademandó a Conproca para la devolución de 900 millones de dólares que fueron pagados además en la liquidación de Cadereyta La contrademanda de la paraestatal, de acuerdo con Galicia Yépez, fue revisada por la empresa CEPY, SA de CV, compañía consultora que está relacionada con Guillermo Guerrero Villalobos, exdirector de la Comisión Federal de Electricidad y exjefe de Moreno La empresa cobró 40 millones de pesos, aproximadamente, por emitirle una opinión a Pemex En el conflicto entre Pemex y Conproca ya intervino el gobierno de Corea del Sur, que pidió a Fox resolver el pago que reclama la empresa Sunk Kyonng Engenieering, a cambio de la participación de empresas coreanas en los futuros proyectos petroquímicos en Altamira y el ferrocarril inter-oceánico del Istmo de Tehuantepec Las declaraciones del director de Pemex-Refinación, Juan Bueno Torio, publicadas en el número 1375 de Proceso, generaron reacciones dentro y fuera de Pemex Galicia Yépez cuestiona que Bueno Torio, en calidad de consejero de Pemex y subsecretario de Economía, haya señalado a Armando Leal Santana –exdirector de Pemex-Refinación– como responsable de un pago indebido de 10 millones de dólares en favor de Conproca En su opinión, en este caso también Muñoz Leos resulta implicado, ya que ambos firmaron el “Convenio de Culminación del Contrato de Obra Pública Financiada PR-SP-035/97”, en donde aceptan como terminado el proyecto Dice: “Ahora resulta que hay trabajos y adeudos pendientes por 919 millones de dólares del consorcio a Pemex, y eso constituye, a todas luces, un daño patrimonial que debe investigarse seriamente y castigarse a los responsables” Galicia Yépez señala que en la firma de convenio de culminación del contrato no puede haber “salvedades”, como lo señala Bueno Torio, puesto que Pemex también se comprometió a pagar, a partir del 15 de junio del 2001, 20 pagos semestrales de 1212 millones de dólares “independientemente del cumplimiento de las obligaciones establecidas por el contratista” Además, y esto es lo que debe investigarse, en el mismo convenio se autorizó al consorcio pagos por 14684 millones de dólares por “posibles adeudos presentes o futuros”, sin soportes ni valoraciones de por medio, lo que constituye un pago indebido que no lo permite la Ley de Obras Públicas y se tipifica como causante de un daño patrimonial Sobre estos últimos pagos autorizados por Pemex, la Secretaría de la Contraloría y Desarrollo Administrativo (Secodam), integró una denuncia que turnó a la Unidad de Asuntos Jurídicos de la PGR en el 2000 Hasta la fecha, se ignora el avance de la investigación

Comentarios