"Ni idea de dónde esté Hussein": general Franks

sábado, 22 de marzo de 2003
*Amenaza con utilizar todo su potencial bélico para arrasar a Irak Ante los crecientes rumores de que el presidente de Irak, Saddam Hussein, pudo haber muerto durante los primeros ataques a Bagdad, el jefe de la operación militar aliada en esa nación, general Tommy Franks, admitió desconocer el paradero del mandatario, aunque minimizó la importancia de saberlo porque las operaciones militares, en las que se utilizará todo el potencial bélico, dijo, no se dirigen “contra una sola persona, sino contra todo un régimen” En su primera rueda de prensa, desde que estalló la guerra, el comandante en jefe aseguró: “No tengo ni idea de dónde puede encontrase Saddam Hussein, pero espero que en los próximos días podamos saberlo” “No sabemos si está vivo todavía, pero el modo en que llevamos a cabo esta intervención no cambia en función de que esté vivo o dónde se encuentre Nuestras fuerzas libran combates contra las fuerzas del régimen iraquí y no contra una sola persona”, dijo en la sede del Mando Militar aliado en la base As Saliyah, en Qatar “Se percibe una cierta confusión en el seno del régimen iraquí” como consecuencia de los intensos bombardeos contra Bagdad, indicó y para reafirmar sus dichos sostuvo: “la situación del mando iraquí no es tal y como aparecer en la televisión” de ese país, porque ha dado resultado la campaña “conmoción, sorpresa y flexibilidad” Más adelante, indicó que Estados Unidos realizará una operación combinada de las fuerzas navales, aéreas y terrestres para causar “conmoción” en el ejército enemigo, para lo cual se utilizará todo el potencial bélico En los próximos días se seguirá tratando de causar “conmoción y sorpresa” en las fuerzas armadas iraquíes y se seguirán usando armas y recursos “en una escala nunca antes vista” Cuestionado sobre la extrañeza de que el Ejército iraquí no haya utilizado las armas de destrucción masiva que Estados Unidos afirma que posee, Franks insistió, sin probar sus dichos: “no nos cabe duda de que Irak dispone de este armamento; no cabe la menor duda, y subrayó: “las encontraremos, antes o después las encontraremos” El general se negó a dar cifras sobre el número de víctimas de los feroces ataques con bombas y misiles sobre Bagdad y otras ciudades al norte y sur de Irak y se limitó a señalar: “Los miembros de la coalición hacen todo lo posible para obtener la mayor precisión a la hora de seleccionar sus objetivos Nuestro principio básico es la consecución de esta misión en el menor tiempo posible y preservando el mayor número de vidas” Por último le jefe de la operación militar confirmó la existencia de contactos con un número indeterminado de oficiales de las fuerzas armadas iraquíes, pero no especificó el contenido o el resultado de esas conversaciones, con las que Estados Unidos pretende lograr dividir al ejército enemigo Pero, la gran pregunta en Washington sigue siendo si Saddam Hussein sigue vivo o murió a un ataque con misiles dirigido contra él y otros líderes en el inicio de las hostilidades, la madrugada del jueves, tiempo de Bagdad 22/03/03

Comentarios