La coalición no ha controlado el puerto de Umm Qasr

lunes, 24 de marzo de 2003
*“Muchas zonas están bajo control de la coalición”, dice el general Tommy Franks Doha, Qatar - Las expectativas eran de que, en el día cinco de la guerra en Irak, el puerto de Umm Qasr, en los límites con Kuwait, estaría resguardado por las fuerzas estadunidenses y británicas y que por él estuviera fluyendo la ayuda humanitaria que el conflicto ha convertido en urgente La realidad es que, pese a las afirmaciones en sentido contrario, la coalición guerrera no ha podido ganar control sobre Umm Qasr y aún hoy libró, según distintos reportes, combates callejeros con efectivos leales a Saddam Hussein Una pregunta sobre el tema fue la más dura que tuvo que enfrentar el comandante en jefe de la operación militar contra Irak, el general estadunidense Tommy Franks “La realidad es que la coalición controla muchas áreas del país”, fue la respuesta esquiva Fue la segunda conferencia de Franks desde que estalló la guerra, en la madrugada del jueves 20 de marzo El mismo número de apariciones en televisión que ha tenido el líder iraquí Saddam Hussein, comunicado con el mundo desde la clandestinidad Franks no tendría necesidad de esconderse, pero lo cierto es que sus apariciones públicas han sido más que esporádicas De hecho, hoy no se esperaba que hablara a la prensa, en el costoso centro de medios que montó el Comando Central de las fuerzas armadas estadunidenses, domiciliadas en Qatar De último minuto se decidió que la conferencia la encabezara Franks y no un general de la Fuerza Aérea, como estaba originalmente anunciado La diferencia fue, tal vez, la presencia de Hussein en televisión, cinco horas antes Una segunda aparición del presidente de Irak, que dejó muchas menos dudas respecto de la primera, ocurrida horas después del primer bombardeo estadunidense sobre Bagdad De aquélla se especuló que habría sido un discurso grabado con anterioridad, e incluso que no era Saddam la persona que apareció en pantalla Aunque lo segundo será siempre motivo de discusión –debido a la costumbre documentada de Hussein de usar dobles en sus apariciones--, los temas que éste abordó en su discurso –típicamente bravucón y lleno de retórica—no dejaban lugar a dudas de que se había grabado apenas unas horas antes En su arenga, que se extendió unos 20 minutos, Saddam pidió sacrificios a su pueblo y los conminó a “golpear en la cabeza” al enemigo, golpearlo para que “deje de hacer mal” E hizo un reconocimiento a los jefes de tres divisiones del ejército iraquí, que combatió con una determinación inesperada y causó lo que los propios voceros de la coalición calificaron como el “peor día” de la guerra En efecto, Franks decidió aparecer en la sala de prensa del Comando Central un día después del llamado “domingo negro” de la guerra, que comenzó con el derribamiento de un avión de combate británico por un misil estadunidense, cuando volvía de una misión de bombardeo, y continuó con “fantásticos enfrentamientos de fuego” –como los llamaría Franks—entre soldados de la coalición y efectivos iraquís regulares e irregulares Estos combates dejaron una docena de soldados estadunidenses muertos y 25 heridos, y la penosa experiencia para los estadunidenses de ver en pantallas de televisión a cinco de sus compatriotas hechos prisioneros de guerra El análisis que se ha hecho de ese “domingo negro” –en que, además desaparecieron dos soldados británicos-- pone el acento en errores de estrategia de la coalición, como, por ejemplo, el haber acelerado el paso rumbo a Bagdad, dejando sin asegurar posiciones de retaguardia, como Umm Qasr y Basora, hoy convertidos en sitios de lucha urbana A eso quiso responder Franks El general dijo que el progreso de las fuerzas aliadas ha sido “rápido y dramático” y aseguró que los efectivos iraquíes no los han tomado por sorpresa De hecho, Franks hizo un gran esfuerzo por mostrarse “no sorprendido” Lo repitió varias veces en la conferencia Dijo que los enfrentamientos son cosa normal en las guerras, que seguirán las bajas y muy probablemente los incidentes de “fuego amigo”, es decir aquellos en que las bajas se producen desde el mismo bando El punto que más enfatizó Franks fue que las fuerzas con las que se ha tenido que enfrentar la coalición no tomaron a ésta por sorpresa Los aliados sabían dónde estaban los agresores, aseguró Franks, pero optaron por pasarlos de largo y enfrentarlos después “Nuestras fuerzas han encontrado resistencia esporádica en diversos lugares Pero conforme luchan nuestros soldados, incluso en lugares aislados, habrá bajas, las ha habido, porque desde la perspectiva del hombre en tierra, los combates aislados representan violencia a la que debe darle la cara Como ustedes saben, nuestras fuerzas se han movido rápidamente e intencionalmente hemos dejado atrás formaciones enemigas, en las que hay que incluir paramilitares y los Fedayín, así que pueden esperar que nuestras operaciones de limpieza continuarán en los próximos días Sabemos que los Fedayín se han colocado en una posición para crear dificultades en la retaguardia, y puedo asegurarles que el contacto con esas fuerzas no es algo que no hayamos contemplado” (Por “Fedayín” –o mártires--, Franks se refería a la presunta presencia en los campos de batalla de efectivos irregulares, a los que Sadam Husein se refirió hoy como mujahidines) En su conferencia, el también comandante del Comando Central enfatizó que las fuerzas de la coalición “están presentes” y que no están dejando que los iraquíes dicten el ritmo de la guerra Aunque admitió la captura de soldados estadunidenses –y probablemente dos británicos--, a los que hoy se sumaron dos pilotos de un helicóptero derribado en una zona rural, Franks afirmó que las fuerzas aliadas tienen bajo custodia a unos 3 mil soldados iraquíes que han desertado o capitulado Y aunque hizo un esfuerzo por mostrarse calmado e incluso amigable con la prensa, el general no pudo evitar dar señas de incomodidad cuando un periodista le preguntó si sus fuerzas por fin habían capturado el puerto de Umm Qasr, como dieron a conocer el viernes pasado Pese a que antes había dicho que “los barcos con ayuda humanitaria ya están cargados”, listos para atracar en el puerto, sólo atinó a contestar: “Muchas zonas están bajo control de la coalición” 24/03/03

Comentarios