Mueren 150 soldados iraquíes en combates en Karbala y Nayef

martes, 25 de marzo de 2003
Duros combates entre las fuerzas aliadas y los militares iraquíes registrados entre las ciudades de Karbala y Nayef, al sur de Bagdad, dejaron 150 soldados muertos del bando de Irak, afirmó el Pentágono, que calificó los enfrentamientos como los más fuertes desde que comenzó la guerra el jueves 20 de marzo En previos reportes, el Pentágono alardeó la muerte de hasta 500 soldados iraquíes en dichos enfrentamientos, sin que se reportaran bajas en sus tropas Sin embargo, en informes posteriores la cantidad de muertos iraquíes fue descendiendo, y hasta el cierre de esta edición se afirmaba que centenar y medio de soldados iraquíes “irregulares” perdieron la vida en combate con el Séptimo Regimiento de Caballería estadunidense Según el reporte, se desconoce si los iraquíes muertos pertenecieron al ejército regular, a unidades paramilitares o si eran integrantes de la Guardia Republicana El Séptimo de Caballería es parte del convoy que avanza hacia la capital iraquí Otra parte se encuentra más al norte, cerca de la ciudad santa de Karbala, donde se mantiene firme la división blindada Medina, de la Guardia Republicana El lunes, aviones “Apache” intentaron atacar a esta división militar iraquí, sin embargo fueron recibidos por una intensa respuesta que los obligó a retirarse Las tormentas de arena siguen deteniendo el paso de las fuerzas aliadas en su camino a Bagdad Entre tanto, Basora vuelve a ser centro de atención debido a indicios de que ha estallado una insurrección chií contra el gobierno de Saddam Hussein Al respecto, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Donald Rumsfeld indicó que el levantamiento es poco recomendable mientras no se tenga el dominio sobre los paramilitares que asolan la ciudad y que son fieles a Hussein “Sabemos que hay grupos de fedayeen dispuestos a disparar contra quienes traten de levantarse y contra quienes intenten abandonar la ciudad”, indicó Rumsfeld, y agregó: “a menos que hayamos podido resolver el problema de estos guerrilleros, soy reacio a ir por ahí animando a la gente a participar en un levantamiento (contra Hussein)” Autoridades iraquíes descartaron dicho enfrentamiento, y por el contrario, indicaron que las fuerzas aliadas se han encontrado con una defensa que no esperaban, y que engañaron a sus soldados al asegurarles que la misión acabaría antes de que ellos se cansaran y los ataques llegaran por todos lados Es en Basora donde se encuentra el puerto de Umm Qatr, el cual, según los aliados ya está en su control para transportar ayuda humanitaria a los iraquíes Y a pesar de las advertencias de levantamientos y de que aún actúan grupos de fedayeen, ha comenzado la distribución de alimentos, agua y medicina entre los iraquíes por parte de las fuerzas aliadas Por otro lado, la inteligencia estadunidense ha advertido que el Tercer Regimiento de Caballería, mientras más se acerca a Bagdad y a Tikrit, la ciudad natal de Hussein, se acerca también al riesgo de ser víctimas de un ataque con armas biológicas “La campaña puede ser cada vez más peligrosa en los próximos días y semanas a medida que las fuerzas de la coalición se acerquen a Bagdad”, señaló el funcionario estadunidense Hasta ahora, se tienen cerca de tres mil 500 prisioneros de guerra en Irak, mismos que han sido tratados conforme a la Convención de Ginebra, señaló Rumsfeld, quien confió en que los iraquíes a su vez traten igual a los presos estadunidenses Finalmente, Rumsfeld señaló que los reveses sufridos por las tropas aliadas corresponden a violaciones flagrantes de las reglas de guerra y a “actos de traición” por parte de los iraquíes El funcionario exaltó la eficiencia del plan bélico estadunidense, toda vez que “en sólo cinco días nos ha puesto a muy poca distancia de Bagdad” 25/03/03

Comentarios