Remoto que en Irak existan armas químicas: Inspector de la UNAM

martes, 25 de marzo de 2003
México, D F- Para el único inspector de origen mexicano que viajó a Irak junto con el equipo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a Irak para comprobar la probable existencia de armas de destrucción masiva, José Luis González, es muy remoto, pues este país gobernado todavía por Saddam Hussein es el más vigilado del mundo Además la economía de ese país asiático es muy pobre, lo que dificulta la producción de estas armas, y por eso ha resultado difícil para Estados Unidos comprobar que Irak las produzca, reconoció “Si Irak sigue siendo el país más vigilado, ¿cómo le podría hacer para importar esos químicos? En su situación sería realmente complicado, porque tiene controladas ese tipo de importaciones”, comentó El científico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) explicó que los misiles de uranio empobrecido que presuntamente Estados Unidos está usando en Irak tienen consecuencias no inmediatas en las víctimas Son como bombas nucleares, “pero con una radioactividad baja, cuyos efectos vienen posteriormente” Entrevistado por La Jornada, mencionó que el uranio empobrecido puede causar caída de pelo, manchas en la piel, cáncer y después la muerte Resaltó que el uranio se usa para elaborar armas nucleares, el enriquecido tiene alta radioactividad, el empobrecido; todo lo contrario En su opinión, no le ve sentido a usar misiles con uranio empobrecido por parte de las tropas aliadas, como se dice que lo han estado haciendo, a menos que sea un recurso psicológico con consecuencias a priori El investigador consideró que el uso de armas de destrucción masiva por parte de Irak en esta guerra representaría un arma de doble filo para el régimen de Saddam Hussein, porque justificaría con ello la invasión estadunidense Al contrario, si no tiene ese tipo de armas y por ende, no las usa, podría contribuir al rechazo internacional a la guerra unilateral emprendida por Estados Unidos desde el 19 de marzo 24/03/03

Comentarios