Discute ONU ayuda para Irak y su futuro tras la guerra

miércoles, 26 de marzo de 2003
A pesar de las divisiones de opinión sobre la futura administración de Irak cuando termine la guerra, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha iniciado las reuniones para tratar los aspectos de ayuda humanitaria y el papel de la ONU en la posguerra en ese país Mientras el secretario general de la ONU, Kofi Annan, discute sobre la posibilidad de enviar dos mil millones de dólares a Irak para ayudar a las víctimas de la guerra, el Consejo de Seguridad discute un borrador de resolución presentado por Alemania en el que se abordan cuestiones como el futuro político del país, el papel del Secretario general de la ONU en Irak al concluir la guerra, y lo que se hará con el programa “Petróleo y Alimentos”, que quedó suspendido con la salida del personal de la ONU al comenzar la guerra en Irak Annan convocó a los jefes de las agencias del organismo internacional que se hacen cargo de la ayuda humanitaria, y de acuerdo con fuentes de la ONU, se discutió la posibilidad de hacer un llamado el próximo viernes a los países donantes para que colaboren en la recaudación de dos mil millones de dólares Sin embargo, dicha cantidad podría reducirse a la mitad si el Consejo de Seguridad aprueba la reanudación del Programa “Petróleo por alimentos”, establecido desde 1995 en Irak y suspendido al retirarse el personal de la ONU un día antes de que iniciara la guerra La ONU tendrá una tarea importante en las próximas semanas y meses, que consistirá en ver cómo se ayudará humanitariamente a las víctimas de Irak, señaló Annan “No crean que no estamos trabajando En estos días hemos tenido reuniones, platicas, intercambios de puntos de vista sobre lo que la guerra traerá en las próximas semanas y meses”, explicó el funcionario internacional, quien indicó que los integrantes del Consejo de Seguridad deberán ser “muy respetuosos de la soberanía de Irak para que ellos dictaminen sus recursos y su futuro político” Annan reconoció que existen divisiones en torno de la situación en Irak y que ello podría implicar graves consecuencias, sin embargo, indicó que los países miembros del organismo internacional “pueden hacer que asas divisiones sean mayores o se cierren” y así “recobrar las normas de la ONU como organismo de paz” Entre tanto, el Consejo de Seguridad, discutió sobre un borrador de resolución presentado por Alemania, en el cual se han incluido las ideas y propuestas de todos los países para actuar en los primeros 45 días de la posible resolución Sin embargo, existen varios puntos de desacuerdo El primero de ellos se refiere a que si la resolución debe mencionar la obligación del poder ocupante (Estados Unidos) de atender las necesidades de la población, según lo estipulado en la Convención de Ginebra; otro más, habla de la soberanía iraquí, es decir, si se dejará que el pueblo decida sobre su futuro político o si interferirá en ello la ONU o la potencia ocupante El último punto de desacuerdo trata del papel del secretario general o del Consejo de Seguridad como administrador del Programa “Petróleo por alimentos” Al respecto, el embajador británico, Jeremy Greenstock, adelantó que existe un cierto consenso en dar al secretario general mayor autoridad para poder gestionar dicho programa durante los primeros 45 días a partir de que se apruebe resolución Su homólogo estadunidense, John Negroponte, coincidió con esta afirmación, aunque indicó que su país busca que los compromisos que se adopten en la resolución se extiendan a un largo plazo Por su parte, el diplomático francés, Jena Marc de la Sabliere, indicó que se requiere atenerse más a la ayuda humanitaria, por lo que propuso que se dé mayor flexibilidad al secretario general para que la suministre durante el plazo establecido Con esta opinión coincidió México, que consideró que debe dejarse para una discusión posterior la posibilidad de prolongar el programa “Petróleo por alimentos” Este programa, hasta antes de comenzar la guerra, ayudaba a 60 por ciento de la población iraquí Se teme que con el conflicto este porcentaje aumente Se considera que los ocho mil 900 millones de dólares que se tienen por concepto de los contratos aprobados en el programa, puedan responder a las necesidades urgentes por un periodo “significativo”, pero se requiere hacer cambios al programa, según señalaron fuentes de la ONU 26/03/03

Comentarios