Con o sin la ONU, EU estallará la guerra: Powell

miércoles, 5 de marzo de 2003
*La fuerza militar sólo espera la orden de Bush para atacar En una muestra más de su prepotencia y de que le importa un bledo la opinión de millones de personas en el mundo, incluidos norteamericanos, que se oponen a la guerra, el gobierno del presidente George W Bush, sentenció que “con o sin el apoyo de la ONU” intervendrá militarmente en Irak, a pesar de la advertencia de Francia, Rusia y Alemania de que impedirán a toda costa que el Consejo de Seguridad apruebe una acción bélica en Medio Oriente Mientras que el vocero de la Casa Blanca, Ari Fleischer, desestimó el comunicado de los tres países “toda vez que la decisión final aún no se ha tomado”, el secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, advirtió que “con o sin el apoyo de la ONU”, está listo para desatar un ataque militar contra Irak Entre tanto las miles de fuerzas militares apostadas en los alrededores del país árabe están a la espera de la orden del mandatario estadunidense para desencadenar el poderío armamentista estadunidense contra el régimen de Bagdad, confirmó el general Tommy Franks, comandante en jefe de las acciones bélicas en el Medio Oriente Tras la difusión del comunicado tripartita, de Alemania, Francia y Rusia, en el que París y Moscú advirtieron que emplearán si es necesario su derecho de voto para impedir la intervención militar en Irak, Fleischer indicó que su país seguirá escuchando las diferentes declaraciones en el mundo respecto del conflicto Sin embargo, advirtió que éstas aún no representan la decisión definitiva del Consejo de Seguridad, que se reunirá el viernes para recibir el informe del jefe de los inspectores Hans Blix y con base en el contenido del reporte se tomará una determinación definitiva Fleischer indicó que el presidente Bush “continuará las consultas con nuestro aliados y sus dirigentes” y que al igual que el secretario de Estado Powell, siguen confiando en el resultado final en favor de la guerra Consideró que la declaración tripartita es interesante, pues establece ”que el resultado no está decidido y que los miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas harán frente a sus responsabilidades” Sin embargo, llamó a que no se saquen conclusiones antes de la votación Por su parte, el secretario de Estado Colin Powell, en su tradicional y repetitivo discurso belicoso sobre Irak, insistió ante la televisión rusa que Hussein debe ser desarmado “y será desarmado”; por lo que aseguró que su país está dispuesto a dirigir una coalición con sus incondicionales aliados: “ya sea bajo la autoridad de la ONU, o sin la autoridad de la ONU” Según Powell, el mandatario iraquí está dividiendo al Consejo de Seguridad, y en ese sentido, indicó que el mundo debe enviarle un mensaje a Saddam Hussein “para que no piense que puede evitar las exigencias que se le hacen para desarmarse” Sin embargo, agregó, Hussein tiene una última oportunidad para desarmarse pacíficamente En respuesta a las declaraciones de Hans Blix en el sentido de que Irak ha cooperado activamente en el proceso de desarme, el funcionario sostuvo, por enésima ocasión y sin probar sus dichos, que el régimen de Bagdad trata de engañar a los inspectores de armamento de la ONU, toda vez que los líderes iraquíes han ordenado la “producción continua” de los misiles Al Samuod II --que han comenzado a destruirse desde el 1 de marzo-- Además, afirmó, sólo planea destruir una parte de los misiles que los inspectores le ordenaron eliminar Entre tanto, el comandante de las fuerzas armadas de Estados Unidos en la región del Golfo Pérsico, Tommy Franks, indicó en rueda de prensa, que si Bush decide actuar, “estamos en condiciones de emprender la opción militar” “Nuestras tropas en el terreno están entrenadas, están listas, y si el presidente de Estados Unidos decide emprender una operación militar con la coalición (España y Gran Bretaña), no hay duda de que venceremos”, puntualizó el general Franks La víspera, el Pentágono firmó una orden de movilización de otros 60 mil efectivos Hasta el momento, Estados Unidos ha desplegado a más de 300 mil hombres, de los cuales, 230 mil han sido ya enviados a las cercanías de Irak De éstos, 120 mil se encuentran apostados en Kuwait, ocho mil en Qatar y otros ocho mil en Arabia Saudita Según declaró el jefe del comando de defensa biológica y química del ejército estadunidense, en caso de que inicie el ataque contra Irak, una de las misiones de los elementos será intentar aislar los depósitos de armas iraquíes sin destruirlos 05/03/03

Comentarios