No se va a despedir a nadie del GDF; aclara López Obrador

jueves, 6 de marzo de 2003
México, D F- Ante los rumores de que su promesa de reducir el aparato burocrático contempla el eventual despido de trabajadores del Gobierno del Distrito Federal, el jefe de gobierno capitalino, Andrés Manuel López Obrador, salió al paso: “No habrá recortes ni despidos de personal, sino que se liberarán más recursos para el desarrollo de la ciudad y para satisfacer más demandas” de los habitantes de la Ciudad de México El funcionario perredista comentó que está buscando la forma de adelgazar la burocracia sin despedir a nadie, “y mucho menos a los trabajadores de base” “A nadie se le va a quitar su cargo No se va a tocar al personal Ni eventuales”, insistió Durante su tradicional conferencia de prensa matutina, en el salón Francisco Zarco del Antiguo Palacio del Ayuntamiento, el político tabasqueño explicó que esta reducción forma parte del Programa de Austeridad, cuya finalidad es “optimizar los recursos” Ejemplo de ello, dijo, es la existencia de una red telefónica interna del gobierno de la ciudad –la llamada línea roja--que no tiene relevancia, pero depende del jefe de Gobierno y que, por inservible, ya que se tienen más aparatos de comunicación, se va a suspender A pregunta expresa sobre la posibilidad de que se afecten obras impulsadas por su gobierno por eventuales problemas financieros, López Obrador aseguró que ninguna construcción se verá afectada “Las obras no se tocan Los programas destinados a la gente tampoco Cumplimos las metas, vamos a terminar el Paseo de la Reforma a finales del mes próximo (abril) No tenemos ahí ninguna dificultad, es nada más una revisión de estructuras Cuando llegamos al gobierno revisamos las estructuras; se ajustaron, pero ya llevamos más de dos años y vamos a hacer otra revisión para evitar ineficiencias, para ejercer con más racionalidad el gasto”, prometió Puso como ejemplo que en el 2000 el presupuesto de gasto corriente del gobierno capitalino fue de 700 millones de pesos, pero en el 2001 se redujo de manera drástica a 290 millones y en el 2002 disminuyó a 267 millones de pesos y que para este año se contemplan 200 millones “Pero no es el caso de todo el gobierno de la ciudad”, puntualizó, tras destacar que la Secretaría de Salud incrementó su presupuesto de 3 mil 40 millones a 7 mil 600 millones: “O sea, el ajuste tiene que ver con las estructuras, todo lo que va a la gente no se toca”, aseguró También comentó que se ajustará el presupuesto destinado a publicidad, lo que no afectará a su administración porque “nosotros estamos aquí todos los días y se difunde bien y entramos en comunicación con la gente, entonces no necesitamos mucho dinero para la difusión del gobierno” Sobre el Primer Congreso de Víctimas de la Delincuencia, López Obrador no quiso abundar, aunque aseguró que su gobierno escucha todas las voces de los capitalinos y el asunto de la inseguridad lo analiza el secretario de Seguridad Pública, Marcelo Ebrard, “y en lo que nos corresponde a nosotros, trabajamos todos los días, no sólo nos preocupamos, sino que nos ocupamos de garantizar la tranquilidad y la seguridad pública; todos los días estamos trabajando en eso” En su conferencia de prensa, López Obrador informó de la puesta en marcha la primera etapa del Programa de Automatización de Semáforos en la ciudad, cuyo propósito es mejorar la circulación vehicular a través de un sistema de avanzada en cuenta a tecnología Por otra parte, en entrevista radiofónica, anticipó que próximamente se revisarán las tarifas de taxis y microbuses, que han estado congeladas desde 1997 cuando el Partido de la Revolución Democrática ganó la jefatura de Gobierno del Distrito Federal 06/03/03

Comentarios